El CEO de Tron, Justin Sun, pagó 500.000 dólares por los desarrolladores del popular juego Ethereum Fomo3D para construir una nueva versión del juego en la blockchain de Tron, según el contrato visto por Decrypt.

Tron es la decimoséptima criptomoneda más importante del ecosistema. Imagen: Shutterstock.

El acuerdo se firmó en octubre de 2018, entre Sun y uno de los dos desarrolladores principales de Team JUST, conocido como Mantso. Un antiguo desarrollador de Team JUST ha confirmado para Decrypt que el contrato es real. La Fundación Tron no respondió a la petición de comentarios.

Después de que se firmara el contrato, el juego tardó un año en desarrollarse. En diciembre de 2019, el equipo sólo anunció que iba a lanzar el nuevo juego en Tron. El canal de noticias Bitcoin.com describió el juego, que se llamaba Just.game, como "Fomo3D con esteroides". Se estrenó el 22 de diciembre, con mecanismos de recompensa adictivos y paradojas desconcertantes, e incluso una IA pícara. Pero los desarrolladores principales han desaparecido de la comunidad de Team JUST, y el juego ha fracasado.

Para Tron cada juego es una prioridad

No es una gran sorpresa que la Fundación Tron pagara para que los dapps se pasaran a su blockchain. En diciembre de 2018, Justin Sun anunció un fondo específicamente para este propósito. "#TRON construirá un fondo para rescatar a los desarrolladores de #ETH y #EOS del colapso de su plataforma siempre y cuando esos desarrolladores migren sus dapps a #TRON", tuiteó en ese momento.

Lo más interesante es que haya pagado tanto por un proyecto que no era exactamente convencional. Fomo3D no era una típica aplicación para intercambiar criptomoneds, ni tampoco un juego amistoso, era, descaradamente, un juego de exit scam o estafas de salida.

Fomo3D era un juego de "estafa de salida". Imagen: Shutterstock.

Lanzado a principios de 2018, Fomo3D fue un fascinante ejemplo de teoría de juegos. Las reglas eran simples; cualquiera puede poner dinero en el bote y cada vez que alguien lo hace, el temporizador se extiende. Cuando el temporizador se agota, la última persona que pone dinero en el bote se lleva el lote.

Obviamente esto se pone bastante difícil. Con miles de personas mirando el bote, es muy difícil ganar. Cada vez que el temporizador se acerca a su fin, otra persona añadiría más y extendería el temporizador. Muchos jugadores incluso configurarían bots para que oferten automáticamente más y más. No le tomaría mucho tiempo al juego acumular un enorme alijo.

Sin embargo, el juego a veces terminaba. Un astuto jugador añadió algo de dinero al bote y luego bombardeó la blockchain de Ethereum tan intensamente que fue muy difícil para cualquiera hacer cualquier transacción. Cada vez que lo intentaban, él superaba la oferta con una tarifa de transacción mayor. Para cuando la gente se dio cuenta de lo que estaba haciendo, había ganado el pozo con una suma de 3 millones de dólares.

Sin embargo, al nuevo juego no le fue tan bien. Según Dappradar, en la última semana sólo 336 personas lo jugaron, con volúmenes de 1.007 dólares. Considerando que el Fomo3D original una vez tuvo un premio de 9 millones de dólares, parece que Sun no obtuvo el valor de su dinero.