Tips

  • Expertos en salud y datos de tres empresas de la UE están desarrollando un "pasaporte sanitario Covid-19" descentralizado.
  • Las tres empresas han trabajado previamente con sus gobiernos en varios proyectos.
  • Los promotores afirman que su sistema no plantea ningún riesgo para la privacidad personal y que cumple plenamente con la normativa de la RPI.

Tres empresas europeas están desarrollando conjuntamente un "pasaporte sanitario Covid-19" basado en una blockchain para monitorear el coronavirus. El pasaporte ayudará a los gobiernos a controlar el estado de inmunidad de la población en tiempo real.

El pasaporte blockchain se actualizará con los resultados de las pruebas de coronavirus. Si tienes el coronavirus, ese resultado será sellado (para asegurar que no pueda ser falsificado) y actualizado en tiempo real.

Se ejecutará en la blockchain KSI desarrollada por la compañía estonia de cadenas de bloque Guardtime. La empresa de seguridad suiza SICPA; y la plataforma sanitaria francesa OpenHealth, que mantiene una base de datos de 20 millones de pacientes franceses, también están trabajando en el proyecto.

El sistema se utilizará para crear certificados sanitarios no falsificables basados en los resultados de las pruebas de anticuerpos. Imagen: SICPA

El pasaporte usará un sistema de tecnología blockchain para crear certificados sanitarios no falsificables basados en los resultados de las pruebas de anticuerpos del coronavirus. Imagen: SICPA "La blockchain KSI hará imposible la falsificación y los datos de salud de estos certificados serán utilizados por la plataforma OpenHealth para seguir la evolución del desconfinamiento y la gestión de la crisis, siguiendo el modelo de las pandemias de gripe", escribió SICPA en un comunicado de prensa.

Los participantes sólo necesitan un teléfono inteligente o una computadora para inscribirse, y todos los datos personales son anónimos. Ninguna base de datos central mantiene los registros de los pacientes, dijo SICPA.

Como informó anteriormente Decrypt, numerosos gobiernos de todo el mundo comenzaron a desplegar sistemas de vigilancia masiva cada vez más intrusivos en un intento por frenar la pandemia de coronavirus. Algunos expertos en tecnología están advirtiendo que las aplicaciones de coronavirus manejadas por el gobierno son un desastre de privacidad en ciernes.

Si se implementan en toda Europa, los pacientes deben confiar en que las leyes de protección de datos serán lo suficientemente resistentes a iniciativas de vigilacia y control de datos personales.