Algunos dicen que las estadísticas de uso de Bitcoin en tiendas de Venezuela son exageradas, mientras que otros apuntan a un florecimiento de la comunidad de usuarios de criptomonedas, asegurando que los ciudadanos entendidos buscan mejores reservas de valor frente a los bolívares hiperinflamados.

Todo eso puede ser puesto a prueba pronto.

A finales de la semana pasada, el procesador de pagos en criptomonedas Cryptobuyer anunció un nuevo acuerdo con la firma de pagos tradicionales Megasoft para ofrecer servicios de puntos de venta compatibles con criptomonedas a más de 20.000 locales comerciales en toda Venezuela.

Los comerciantes, entre los cuales potencialmente podrían figurar algunas de las tiendas más importantes del país, usarían la plataforma de Servidor Comercial de Megasoft, dándoles la opción de aceptar como pago Bitcoin, Ethereum, Dash, Litecoin, Binance Coin, Tether, DAI, y el token nativo de Cryptobuyer, XPT.

Entre los minoristas que se beneficiarán del acuerdo está la cadena de supermercados Central Madeirense, la red de farmacias Farmatodo, una gama de otras ferreterías, autopartes y grandes almacenes, e incluso la cadena de cines Cines Unidos. Estas cadenas ahora podrán aceptar criptomonedas de sus clientes, tan pronto como se levanten los cierres por el coronavirus.

Pero pronto, el rango de opciones para los entusiastas de las criptomonedas de Venezuela podría ser considerablemente más amplio. Cryptobuyer ya se había asociado con Traki, la mayor cadena de tiendas por departamento del país. Pero con este movimiento, los venezolanos tendrán una nueva gama de productos que pueden ser comprados con Bitcoin y otros criptos, incluyendo alimentos y otros productos básicos. (Las tiendas de alimentos, productos básicos y las farmacias siguen abiertas en Venezuela durante la cuarentena nacional).

Cartel de la Tienda Traki en Venezuela aceptando Bitcoin. Imagen: Cryptobuyer

Lo que esto no significa, sin embargo, es que la mayoría de los venezolanos adoptarán repentinamente el cripto.

La volatilidad de los mercados de criptomonedas es un factor que aliena a los potenciales usuarios venezolanos con ingresos generalmente bajos. Lo que es más, las implementaciones previas de los sistemas de punto de venta con criptomonedas en Venezuela no han producido todavía un gran número de transacciones.

Por ejemplo, las más de 40 tiendas de Traki distribuidas por todo el país ya aceptan Bitcoin y otras criptomonedas. Pero durante los dos primeros años de su iniciativa, la tienda sólo registró un poco más de 1.000 pagos en criptomonedas, de los cuales casi el 90% ocurrió después de su asociación con Cryptobuyer, según las propias cifras de Traki.

Aún así, el despliegue de las opciones de pago en criptomonedas de Traki podría considerarse un primer paso importante en esta dirección. Desde entonces, Cryptobuyer consiguió un acuerdo con la cadena de comida rápida Burger King el pasado marzo, y otro con la importante cadena de hoteles Tamaco.

Así que si bien Bitcoin puede no estar listo para ser usado masivamente en Venezuela, poner a disposición de los residentes otras 20.000 tiendas no es una medida pequeña.