Tips

  • El gobierno de Venezuela cerró la blockchain del Petro por mantenimiento el 5 de mayo.
  • Cuando el Petro volvió a estar operativo, se creó un nuevo "bloque génesis" el día que se desconectó.
  • Pero otro explorador de bloques muestra el bloque del génesis del Petro como creado en 2018, lo que significa que ahora podemos tener dos petros en nuestras manos.

El gobierno de Venezuela anunció la semana pasada que la plataforma blockchain del Petro —la criptomoneda que la administración de Nicolás Maduro dijo que evadiría las sanciones de EE.UU. y rescataría la economía de la nación— estaría "caída por mantenimiento".

Ahora, el explorador del bloque del Petro dice que su bloque Génesis fue creado el día que la blockchain se apagó, y las direcciones de wallets de su token ya no son compatibles con la blockchain. ¿Qué es lo que está pasando?

"Lo primero que me viene a la mente es que, tristemente, la anterior cadena de bloques tenía una serie de errores, y en base a eso, decidieron mejorar la cadena", dijo Anibal Garrido, un instructor de trading para el diplomado de Criptomonedas de la Universidad de Carabobo en Venezuela, a Decrypt.

Garrido añadió, sin embargo, que la situación no está clara y que probablemente seguirá así en ausencia de una explicación oficial del gobierno, lo cual aún no ha sucedido. "Ver un rebooteo de una cadena bloques es algo que desde cualquier punto de vista, hablando de DLT, es completamente contraproducente", dijo Garrido, "sin embargo las razones que están detrás de la decisión o cual es el objetivo real de haber tomado una decisión de tal magnitud sin tomar en cuenta el historial previo de la cadena, es algo que corresponde (aclarar) únicamente a las autoridades y a los responsables detrás del proyecto".

Sin embargo, todos los indicios apuntan al hecho de que el petro de Venezuela ha sufrido una hardfork o una división de la cadena, lo que significa que la blockchain del Petro ha sido irreversiblemente cambiada de manera que hace obsoletas las viejas versiones del Petro.

En otras palabras, el Petro que conocemos hoy no es el mismo que conocimos la semana pasada.

Y, si ese es el caso, confirma los peores temores de los críticos del Petro y del gobierno del Presidente Nicolás Maduro: que el Petro es una moneda centralizada que puede ser manipulada en cualquier momento.

El 5 de mayo, la Superintendencia Nacional de Criptomonedas y Actividades Conexas (Sunacrip) publicó un anuncio advirtiendo a los venezolanos que la blockchain del Petro estaría bajo mantenimiento durante cinco días. Nadie podría transferir Petros hasta el 10 de mayo.

La situación podría describirse como un inconveniente para los usuarios de Petros del país, pero va más allá. Una cadena de bloques no suele "cerrarse por mantenimiento", como si fuera un servidor centralizado. Los cambios en una cadena de bloques deben realizarse mediante un consenso entre los nodos. Y la naturaleza sensible del asunto se agrava por el hecho de que se trata de una blockchain que supuestamente está destinada a manejar la actividad financiera de todo un país.

“Durante este periodo se realizarán nuevas actualizaciones a nuestra plataforma tecnológica, que permitirán mejorar aún más los servicios y la ejecución de las operaciones que ofrece”, dijo Sunacrip en su anuncio, sin indicar cuáles serían esos cambios o cómo afectarían al estado de la blockchain.

Luego, el 11 de mayo, el día después de que el Petro volvió a estar en línea, Sunacrip anunció un cambio importante en su infraestructura: Los usuarios de la PetroApp, que es la única petro wallet disponible, debían actualizar sus direcciones de billetera criptográfica para ser compatibles con un nuevo formato.

El cambio también afectaba a las operaciones de las plataformas de intercambio nacionales. La exchange Amberes, autorizada por el Estado, envió un correo electrónico a sus usuarios advirtiéndoles del cambio: “Le recordamos que al momento en que se habiliten los depósitos de PETROS en nuestra plataforma deben generar una nueva billetera, dado a que las generadas previamente quedan sin efecto”, decía un correo electrónico a sus clientes compartido con Decrypt.

En cuanto a lo que esto significa para los usuarios de Petro en el futuro, un representante de Criptolago, otra plataforma autorizado por el estado, dijo a Decrypt: "Es importante que entendamos la necesidad de confidencialidad... Todo lo relacionado a los ajustes en Plataforma Petro e innovaciones que hacemos incluso en Criptolago, tiene un solo motivo: Nos preparamos para la implementación total del ecosistema criptoactivo en el país. Sería irresponsable de nuestra parte, que hacemos vida en el impulso del ecosistema, desarrollar cuando esté la acción, nosotros desarrollamos para generar la acción."

¿Dos blockchains, dos Petros?

La situación se complica aún más por el hecho de que los exploradores de bloques del Petro ya no se ponen de acuerdo sobre los bloques y las transacciones. Según el explorador de bloques oficicial del Petro, el bloque Génesis se produjo el 5 de mayo del 2020, el día en que dejó de funcionar para su mantenimiento.

El bloque génesis del Petro aparece como creado el 5 de Mayo de 2020

Pero un segundo explorador de bloques muestra el bloque un Bloque Génesis tal y como fue creado el 13 de octubre de 2018. Dos bloques génesis sugerirían entonces que estamos viendo dos cadenas de bloques diferentes.

Otro bloque génesis del Petro aparece creado en Octubre de 2018

 

Todo esto sugiere que el gobierno de Maduro ha hecho un cambio radical en el Petro —que fue vendido al público venezolano como una criptomoneda libre de manipulación— sin aviso al público o cualquier intento de transparencia.

Pero no sería la primera vez.

Durante el periodo de lanzamiento del Petro, el gobierno de Maduro hizo varios cambios no anunciados y aparentemente no planeados a la criptomoneda. Desde cambios en su libro blanco hasta cambios estructurales en la red misma —inicialmente funcionando en Ethereum, luego en NEM, y finalmente en una blockchain privada— el gobierno ha hecho sigilosamente cambios técnicos e incluso legales en el Petro en cada etapa. ¿Pero por qué bifurcar el Petro, y especialmente sin previo aviso?

Los representantes de Sunacrip no respondieron a la solicitud de comentarios de Decrypt. Pero es posible que la antigua blockchain no estuviera equipada para soportar el volumen de transacciones que ocurriría en un escenario de adopción masiva. Esto habría requerido un rediseño total del trabajo.

Vale la pena señalar que, a principios de este año, el gobierno de Venezuela llevó a cabo un ensayo en el que se reportaron más de un millón de transacciones durante un solo mes, según los informes oficiales. Esto llevó a que la integración prevista del Petro con la plataforma Patria del país —el sistema que distribuye beneficios sociales a los ciudadanos— fuera suspendida indefinidamente.

Sea cual sea la razón, una cosa es cierta: esto podría ser un golpe más a la reputación del Petro, mas allá de las intenciones detrás de los cambios.