Tips

  • El comercio de Bitcoin en partes del África subsahariana ha alcanzado máximos históricos.
  • Es potencialmente debido a la agitación económica de la región, así como al interés en el próximo halving de Bitcoin.
  • La situación en África refleja otras partes del mundo en desarrollo, como América Latina.

El comercio de Bitcoin en el África subsahariana está en un auge histórico.

En este momento, el comercio general de Bitcoin a través de plataformas peer-to-peer ha superado incluso el pico del 2017 cuando Bitcoin estaba en plena corrida alcista, según los datos del sitio de análisis Useful Tulips.

Durante la última semana, Ghana, Kenia y la región de África Central han alcanzado nuevos máximos históricos en cuanto al comercio de P2P Bitcoin, mientras que Nigeria también estuvo muy cerca de superar su anterior récord. Según el creador de Useful Tulips, Matt Ahlborg, el aumento de interés podría tener dos facetas: el estado actual de estas economías en desarrollo y las expectativas derivadas del próximo halving que sucederá en pocos días.

Nigeria es la reina del comercio regional de Bitcoin, con unos 7,2 millones de dólares intercambiados durante la semana pasada. Detrás de ella están Kenia y Sudáfrica con 1,6 millones y 1,1 millones de dólares intercambiados, respectivamente.

Otros países de la región movieron menos de 1 millón de dólares en BTC la semana pasada, pero mostraron un considerable aumento en el interés por Bitcoin de la misma manera. Ghana, por ejemplo, registró un número sustancial de nuevos registros en la bolsa Paxful, según su CEO Ray Youseff.

Aunque la inflación regional está bastante controlada, entre el 4% y el 7% interanual, la crisis económica mundial inducida por el reciente brote de coronavirus no ha pasado desapercibida.

Según los datos del Banco Mundial, el África subsahariana está al borde de su primera recesión en 25 años, pasando de un crecimiento económico del 2,4% en 2019 a un -5,1% en 2020. "Se prevé que el crecimiento real del producto interno bruto caiga bruscamente, en particular en las tres economías más grandes de la región -Nigeria, Angola y Sudáfrica-, como resultado de la persistencia de un crecimiento y una inversión débiles", dijo el Banco Mundial.

La situación en África muestra un gran parecido con lo que están experimentando actualmente varias economías de América Latina. Desde hace algún tiempo, la inflación galopante y la devaluación de las monedas nacionales han llevado a algunos comerciantes de la región a recurrir a Bitcoin como una forma de almacenar y transferir valor, dada la dificultad que tienen para invertir en otros productos básicos o incluso para comprar dólares físicos.

Tanto América Latina como África podrían ser un campo de pruebas para el estatus de Bitcoin como almacén de valor en tiempos de dificultades económicas.