Tips

  • Libra está abandonando sus objetivos de moneda digital sin permiso para pasar a crear stablecoins y monedas que cumplar con regulaciones.
  • El proyecto de Facebook siempre buscó un equilibrio imposible entre un sistema sin permiso y con permiso.
  • El anuncio de hoy de Libra demuestra por qué esto nunca iba a funcionar.

Cuando Facebook anunció el año pasado su iniciativa de "criptomoneda" Libra, el mundo de las finanzas y la tecnología prestó mucha atención.

"Criptomoneda" es una palabra glamorosa e incluso escandalosa. Pero a juzgar por la burbuja de las ICO durante el 2017, también es una palabra que sólo es vagamente entendida por el público en general. De repente, comenzó a estar ligada a una de las mayores corporaciones del mundo.

Una plataforma de medios sociales con miles de millones de usuarios registrados estaba lanzando una criptomoneda. Pero no cualquier criptodmoneda: Facebook, en esencia, estaba intentando fundar su propio banco digital para el siglo XXI.

Lo intentó. Y hoy sabemos que Facebook ha fallado.

La Asociación Libra, llamada así porque incluía un par de docenas de miembros del mundo tecnológico -un intento de "descentralización"- se suponía que debía administrar una cesta de monedas, valores y tesoros internacionales. Esta cesta colateralizaría la moneda Libra, una criptodivisa que podría ser transferida con la wallet Calibra y podría ser acuñada por cualquier miembro de la Asociación de acuerdo con ciertos criterios.

La Asociación, en efecto, podía actuar como un banco. Un tipo de banco que los estadounidenses no han visto desde antes de la guerra: un "banco salvaje" que podría imprimir su propia moneda contra los productos y activos que posee. Libra ofrecía una moneda global sin permiso cuyo valor se estabilizaría con otras monedas fiat como el dólar. Facebook anunció a las comunidades en desarrollo como zonas objetivo clave para la adopción -Libra iba a bancarizar el mundo no bancarizado.

Cuando Facebook anunció la Libra el año pasado, el libro blanco se esforzó mucho en anunciar la red como algo que, aunque centralizado ahora, se volvería mucho más distribuido y sin permisos en el futuro. Esa promesa, siempre de largo alcance, ya no existe.

David Marcus, el ejecutivo de Facebook que encabeza el proyecto Libra, anunció hoy que Libra se centrará en esto: en lugar de crear una red digital global de pagos en criptomonedas, ahora será simplemente una wallet de stablecoins.

La moneda Libra seguirá existiendo, pero estará sujeta a controles y regulaciones de divisas.

Esto no es un pivote; es una capitulación. Y hunde las expectativas imposibles que Libra estableció en su libro blanco original.

¿Permiso sin permiso?

Libra fue vendida originalmente como una nueva moneda digital que sería fácil de usar para el público, porque Facebook no controlaría la infraestructura o la emisión de moneda. Pero si Libra estará sujeta a la regulación de FOREX, entonces ¿cómo será sin permiso?

El código fuente de Calibra iba a ser de código abierto para que cualquiera pudiera construir una wallet. Este fue el intento de Facebook de descentralizar el proyecto; los desarrolladores y empresarios ofrecerían la infraestructura, y los miembros de la Asociación Libra acuñarían la moneda. Facebook sería un participante más.

Incluso desde el principio, Libra dijo que también habría aspectos de la plataforma que serían permitidos. "[E]l espíritu de Libra [está] tanto en su estado permitido como en el no permitido", decía el primer borrador del libro blanco de Libra.

Pero ese doble discurso se ha vuelto discutible. Y Libra ha seguido el camino que muchos dentro de la industria de las criptomonedas pensaron que eventualmente tomaría.

"Admiten que están renunciando a ser no permisionados", dijo a Decrypt Udi Werthiemer, un prominente desarrollador de Bitcoin y comentarista del mercado de las criptomonedas.

Werthiemer dijo que nunca creyó la charla de Facebook sobre la descentralización. Pero si ese sueño está muerto, entonces ¿qué está haciendo Libra ahora?

"Renunciar a la futura transición a un sistema sin permisos mientras mantiene sus propiedades económicas clave", según su nuevo libro blanco.

"Los reguladores plantearon preguntas reflexivas sobre el perímetro de control de la red de Libra", dice el libro blanco. "En particular, la necesidad de evitar que participantes desconocidos tomaran el control del sistema y eliminaran las disposiciones clave de cumplimiento".

Así pues, Libra sigue siendo "de código abierto", pero las denominadas "carteras no alojadas" (una cartera de terceros) "estarán sujetas a controles, entre ellos los límites de las transacciones y los saldos de direcciones que, junto con otros controles, se aplicarán en el protocolo".

En otras palabras, puedes construir sobre la red de Libra, pero sólo si primero puedes adquirir la licencia adecuada, pasar el control de cumplimiento y ser aprobado por la Asociación Libra.

Uniéndose al Tren de las Stablecoin

Sin una Libra no permisionado, una moneda sin fronteras no tiene mucho sentido. ¿Entonces, con que nos saldrán ahora?

Stablecoins.

Libra está "aumentando" su red para incluir a LibraUSD (≋USD), LibraEUR (≋EUR), LibraGBP (≋GBP), LibraSGD (≋SGD), y quizás algunos otros. Según el libro blanco, estos serán respaldados 1 a 1 con la moneda o los valores gubernamentales en circulación, que serán custodiados en cualquier número de instituciones financieras en todo el mundo.

Libra seguirá teniendo monedas y valores para su moneda nativa, pero no está muy claro qué utilidad, si alguna, puede proporcionar. En el nuevo libro blanco se admite que "una preocupación fundamental que se compartía era la posibilidad de que la moneda Libra de múltiples divisas (≋LBR) interfiriera en la soberanía y la política monetaria si la red alcanzaba una escala significativa en un país (es decir, ≋LBR se convierte en un sustituto de la moneda nacional)".

La adición de stablecoins es presumiblemente un remedio para este temor, y Libra espera trabajar con tantos bancos centrales como sea posible para desplegar tantas de estas monedas como sea posible.

Para las poblaciones cuya moneda no se agrega al llavero de stablecoins de Libra, pueden predeterminar la moneda de Libra como una "capa de liquidación global" para el comercio entre monedas.

El problema es que Facebook no está construyendo una infraestructura; eso depende de terceros proveedores de servicios. Así que si vives en un país que no tiene presencia de desarrolladores de Libra, o que está sancionado o restringido de alguna manera debido a los controles de cumplimiento de Libra, no podrás usar esto.

Y tampoco podrás usarlo si no puedes pasar un chequeo KYC porque no tienes identificación, que es una de las principales razones por las que las poblaciones no bancarizadas carecen de relaciones bancarias en primer lugar.

¿Qué ofrece Libra ahora?

Corta el doble lenguaje corporativo en el segundo libro blanco de Libra y ¿qué nos queda? Un PayPal glorificado con monedas tokenizadas y una moneda de Facebook que podrías usar si tienes suerte.

Libra es despojada de las pocas características que la hacían notable e interesante. La adición de stablecoins eclipsa la utilidad de la moneda de Libra y la estricta adherencia a los controles y regulaciones de capital obstaculizará cualquier desarrollo impactante.

La visión original de Libra, un sistema monetario sin permisos dirigido por un banco corporativo que ofrecería una alternativa a la moneda nacional, ha desaparecido oficialmente. Claro, asumiendo que alguna vez existió en primer lugar.

Entonces, ¿para qué sirve Libra ahora, si es que sirve de algo? Es posible que el proyecto criptográfico de Facebook pueda traer una mayor visibilidad a las criptodivisas del público en general, según el Director de Activos Digitales de VanEck, Gabor Gurbacs.

"Bitcoin ha comenzado la revolución del dinero electrónico descentralizado y no soberano", dijo a Decrypt. "Libra está trayendo de vuelta el concepto de moneda respaldado por una corporación. Ambos pretenden mejorar el dinero y los corredores de pagos. En muchos sentidos, creo que Libra puede fomentar la adopción y la concienciación de Bitcoin", dijo Gurbacs.

También es posible que las múltiples monedas de Libra sean útiles para algo; tal vez estas monedas estables abran vías para las remesas y las conversiones de moneda. Pero tenemos otras herramientas para eso. PayPal, Venmo y otras plataformas ofrecen una infraestructura de pago perfectamente utilizable.

Además, el mercado ya tiene criptomonedas reales como Bitcoin y Ethereum que ofrecen una verdadera resistencia a la censura y una verdadera transferencia de valor no permisionada. Entonces, ¿para qué necesitamos Libra, de nuevo?

"Creemos que es posible replicar las propiedades económicas clave de un sistema sin permisos a través de un mercado abierto, transparente y competitivo para los servicios de red y la gobernanza, todo ello mientras se incorpora la robusta debida diligencia de los miembros y validadores que es inherente a un sistema con permisos", dice el libro blanco de Libra.

Libra se ha comprometido a lograr este equilibrio imposible desde el principio. En realidad, no puede y nunca podrá. Y es por eso que estaba condenada desde el principio.