El cofundador del Ethereum, Vitalik Buterin, se ha convertido, junto con el CEO de Binance, Changpeng Zhao, en el protagonista de un video falso, conocido como deepfake. Mientras que Zhao se mostró como un experto en artes marciales, la imagen de Buterin se utilizó para cantar la canción de Pink Floyd "Money".

Los videos de Deepfake son videos falsos de una persona que se caracterizan por ser sorprendentemente realistas, o que parecen reales. La tecnología toma una imagen de alguien y la convierte en un video personalizable.

El video de Buterin se centra en el sistema financiero de los EE.UU., que se ha visto sometido a una creciente presión durante la pandemia del coronavirus.

Presenta al Presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, diciendo que la Reserva Federal tiene una "cantidad infinita de dinero". También muestra a la presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) aconsejando a los estadounidenses no retirar todo su dinero de los bancos y se refiere al masivo paquete de estímulo de 6 billones de dólares.

¿Quién hizo el deepfake de Vitalik Buterin?

El video fue hecho en la plataforma MemePool de Alethea. Cualquiera puede unirse a la plataforma poniendo DAI en custodia. El interés generado con esta stablecoin se utiliza para recompensar a los creadores de contenido. Alethea, una blockchain y startup de Inteligencia Artificial, fue la firma responsable del deepfake de Zhao, que creó en un hackathon patrocinado por Binance en San Francisco el pasado octubre.

Como ha informado Decrypt, las falsificaciones son un problema creciente en la era de las fake news, lo que plantea la posibilidad de que las pruebas de vídeo puedan ser falsificadas o cuestionadas como falsas. Existe la preocupación de que la tecnología pueda conducir a incidentes internacionales, si se publican videos falsos de políticos.

Cuando Zhao vio su deepfake, comentó en ese momento, "Esta tecnología da miedo... El video KYC y el reconocimiento facial saldrán pronto del mercado".

Alethea utiliza la tecnología de cadenas de bloques para ayudar a identificar las deep fakes, con el fin de frenar los excesos de la tecnología. Pero pagarle a la gente para hacer falsificaciones parece un poco contraproducente.