China inició el 2020 con toda la intención de dominar la escena cripto global, y aunque todos esperan la famosa cripto del gobierno, fue un jugador privado quien está ofreciendo la primera opción china de la década.

El gigante tecnológico Baidu —una especie de contraparte china de lo que sería Google en el mundo occidental— anunció que había lanzado oficialmente una blockchain de código abierto bajo el nombre “XuperChain”.

El whitepaper de esta blockchain asegura que es capaz de soportar mas de 10.000 transacciones por segundo, convirtiéndola quizá en la blockchain de mayor rendimiento en el mundo, y superando inclusive a procesadores de pago tradicionales del mundo de las finanzas globales. XuperChain también es capaz de soportar Smart contracts y aplicaciones descentralizadas.

De acuerdo con reportes regionales, la blockchain podría usar un algoritmo de consenso delegado ya que se compone de 7 super nodos distribuidos a lo largo de toda la China continental, bajo la responsabilidad de operadores públicos y privados como la Universidad de Tsinghua, iQiyi y otras instituciones autorizadas.

El equipo de Baidu aseguró que durante el 2020, XuperChain pasaría de implementar “aplicaciones de evaluación comparativa” a una fase de “replicación a gran escala” con lo que se puede intuir que más temprano que tarde, la red comenzará una etapa de promoción y adopción masiva (al menos dentro de China).

Baidu asegura que XuperChain podría mejorar drásticamente la eficiencia de las transacciones y operaciones financieras del gigante asiático. Explican que esta nueva implementación ayudaría a conseguir métodos de facturación mas flexibles y de menor costo, disminuyendo también en un gran porcentaje el precio de implementación de soluciones tecnológicas para negocios pequeños y medianos.

Aunque Baidu asegura que XuperChain cuenta con el aval de las autoridades, su criptomoneda tiene un rival importante en el mismo gobierno chino. Luego del anuncio de Facebook de lanzar su criptomoneda Libra, China aceleró los esfuerzos para producir su propia versión de una cripto, asegurando que estaría lista para este año.

El gobierno chino ha mantenido una política bastante restrictiva respecto al uso de las criptomonedas, aunque actualmente parece estar en el campo de gobiernos con posturas "Pro-blockchain, anti-bitcoin". Luego de perseguir activamente a varios jugadores de la industria, el presidente Xi Jingping pronunció un discurso estimulando la adopción de tecnologías blockchain que provocó una de las mayores subidas del Bitcoin en su historia. Sin embargo, el gobierno chino aclaró que por apoyar la tecnología no significa que promueva el trading de esta y otras criptomonedas.

Aún no se han registrado pronunciamientos oficiales respecto al anuncio de Baidu, sin embargo los mercados reaccionaron positivamente, con un aumento de casi un 1% en la cotización de la compañía.