El presidente de Venezuela está determinado a convertir a su país en la primera Cripto-nación del mundo… independientemente de que los venezolanos quieran o no dar este paso con el Petro.

En una transmisión reciente al país, el presidente Nicolás Maduro anunció que ya estaban listas todas las gestiones necesarias para otorgar el beneficio de 0.5 Petro a todos los venezolanos jubilados, pensionados, trabajadores del sector público, personal militar y civil en general.

El famoso “aguinaldo”, sin embargo, viene con una condición: Quien quiera recibirlo deberá registrarse en la Plataforma oficial de compra, venta y manejo de criptomonedas, llamada Petro App, para poder ser elegible para el otorgamiento de beneficios posteriores.

La PetroApp es una especie de Plataforma custodia que permite a los venezolanos comprar e intercambiar Petro por Bitcoin, Ethereum y Litecoin. Hasta los momentos es la única wallet de Petros disponible en el mercado, por lo que toda transacción en esta criptomoneda se hace a través de esta plataforma.

Antes de esta plataforma, el gobierno había creado una billetera independiente, sin embargo, Google bloqueó la app de su tienda según declaraciones oficiales. Sin embargo, es importante destacar que quienes tenían dicha aplicación instalada, perdieron cualquier tipo de compatibilidad con la plataforma luego de que se implementara una “actualización” al explorador de bloques.

Un paso mas hacia la adopción completa

Ya el año pasado, Maduro había ensayado con el otorgamiento de beneficios laborales en Petro. En ese momento se otorgaron los tokens a través de una plataforma diseñada para la gestión de beneficios sociales de los venezolanos: El Sistema Patria.

A través del Sistema Patria, los venezolanos pueden registrar información socioeconómica importante para que el estado pueda tener un control de sus políticas públicas. A cambio, el estado deposita en un monedero virtual gestionable a través de dicho portal, una serie de bonos periódicos que se anuncian aleatoriamente.

Los venezolanos pueden canjear dichos bonos por dinero disponible en una cuenta bancaria asociada a su cuenta. El bono en Petro seguía esta misma lógica: La persona recibía su airdrop, y lo canjeaba por su equivalente en bolívares directamente a una cuenta bancaria.

Sin embargo, este proceso fue criticado por su complejidad, y en un primero momento recibió fuertes críticas por parte de personas de la tercera edad que esperaban recibir su beneficio en dinero tradicional —sin contar con la fuerte crítica recibida por sectores de la oposición que cuestionaban la legitimad de la emisión de un bono en una criptomoneda.

Lo que sucederá la semana que viene, sería en teoría la eliminación de la intermediación bancaria. El Estado estaría condicionando la recepción de dicho beneficio al uso de una billetera de criptomonedas que ya permitiría el libre intercambio de tokens auditable en la blockchain.

La medida ha generado reacciones diversas por parte de los beneficiarios que van desde el optimismo hasta la crítica dura, sin embargo, tomando en cuenta las fallas en la Plataforma Patria y en la Petro App, el gobierno tiene una fuerte tarea por delante antes de convertirse en una nacion donde millones de personas hagan transacciones con una criptomoneda nacional.