En Resumen

  • Signature Bank, uno de los principales bancos que trabaja con criptomonedas, ha sido cerrado por los reguladores de Nueva York.
  • La junta de la Reserva Federal de EE.UU. denegó el ingreso al sistema de la Reserva Federal al banco de criptomonedas Custodia en enero, lo que indica una tendencia creciente de exclusión de los bancos vinculados a las criptomonedas.
  • Sheila Warren, CEO del Consejo de Criptomonedas para la Innovación, dijo que la decisión de los reguladores parecía equivaler a la prohibición de tratar con todas las empresas criptomonedas, independientemente de sus prácticas empresariales.

Los reguladores de Nueva York tomaron rápidamente el control del Signature Bank el domingo por la noche, convirtiéndolo en el tercer banco que cierra sus puertas en una semana y en la tercera mayor quiebra bancaria de la historia de Estados Unidos.

La decisión de cerrar este banco favorable a las criptomonedas, que prestaba dinero a empresas del sector de los activos digitales y facilitaba las transacciones entre criptomonedas a través de su red Signet, tomó a muchos por sorpresa (incluidos los que trabajaban allí).

¿Por qué se cerró, entonces? ¿Y forma parte de una ofensiva más amplia de los reguladores contra las criptomonedas?

AD

Barney Frank, el ex congresista impulsor de la Ley Dodd-Frank y miembro del consejo de administración del Signature Bank, declaró ayer a la CNBC que los reguladores cerraron el banco para enviar "un mensaje muy contundente contra las criptomonedas". Pero el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York ha negado hoy la afirmación de Frank.

El regulador afirmó que la medida no tenía nada que ver con las criptomonedas, y dijo a Decrypt en un correo electrónico que "las decisiones tomadas durante el fin de semana no estaban relacionadas con las criptomonedas" y que el organismo "lleva varios años facilitando actividades de criptomonedas bien reguladas, y es un modelo nacional para regular el espacio".

Pero los conocedores del sector que hablaron con Decrypt dicen que no se lo creen, y señalan una tendencia creciente que se remonta a meses, si no años.

"Ciertamente, desde principios de año se está produciendo la desbancarización del sector de las criptomonedas", dijo a Decrypt Cailin Long, CEO y fundadora del banco de criptomonedas Custodia. "Confío en lo que dijo [Barney Frank]—no tenía motivos para mentir".

La CEO del Consejo Criptomoneda para la Innovación, Sheila Warren, dijo a Decrypt que las recientes declaraciones de los reguladores "parecen equivaler a prohibiciones de facto de tratar con todas las empresas criptomonedas, independientemente de sus prácticas empresariales."

AD

Warren añadió que tal denegación de acceso bancario "marcaría un cambio radical en el enfoque de la innovación y el espíritu empresarial en EE.UU., señalando que EE.UU. está optando por no ser competitivo en el espacio tecnológico y prefiere que las partes no reguladas de la economía y otros países lleven la iniciativa".

Los problemas de Signature Bank se venían gestando desde hace tiempo: el mes pasado, la empresa de inversiones y operaciones algorítmicas Statistica Capital presentó contra el banco una demanda colectiva alegando que había facilitado las actividades de la fracasada plataforma de intercambio de activos digitales FTX. Después de que Silvergate, un banco favorable a las criptomonedas, anunciara su cierre, las acciones de Signature cayeron en picada y la Nasdaq detuvo posteriormente la operación de las acciones del banco.

No obstante, la dirección del banco se mostró sorprendida por la decisión de los reguladores neoyorquinos de embargarlo, según informó Bloomberg citando fuentes anónimas.

Últimamente, los reguladores y los legisladores han tomado medidas enérgicas contra la esfera de los activos digitales—especialmente desde el colapso de la mega plataforma de intercambio de activos digitales FTX en noviembre.

En diciembre, los legisladores estadounidenses escribieron una carta al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, exigiendo información sobre los vínculos de los bancos estadounidenses con las criptomonedas. En ella, las senadoras demócratas Elizabeth Warren, de Massachusetts, y Tina Smith, de Minnesota, advertían de los vínculos de los bancos convencionales con las criptomonedas—mencionando por su nombre tanto a Signature Bank como a Silvergate, que cerró voluntariamente la semana pasada.

Desde entonces, los bancos vinculados a las criptomonedas se han enfrentado a dificultades, como Custodia, de Long, a la que la Junta de la Reserva Federal de EE.UU. denegó en enero el ingreso en el Sistema de la Reserva Federal. Custodia ha demandado a la Reserva Federal por esta negativa.

"Está absolutamente en consonancia con la tendencia que he visto", dijo Long. "Custodia fue la primera de lo que claramente ha sido una oleada de esfuerzos por expulsar a los bancos del sector de los activos digitales legales".

AD

Long no es el único que piensa así. El inversionista de capital riesgo Nic Carter afirmó el mes pasado que el gobierno estadounidense está utilizando el sector bancario para "organizar una sofisticada y generalizada represión contra la criptomoneda"—que denominó Operación Choke Point 2.0.

Los políticos también han advertido de que la forma de actuar de las autoridades estadounidenses recuerda a la controvertida iniciativa de la era Obama Operación Choke Point, que disuadía a los bancos de hacer negocios con una serie de empresas.

La semana pasada, cuatro legisladores republicanos escribieron una carta a los directores de las agencias federales de regulación bancaria preguntándoles por qué presionaban a las empresas legítimas de activos digitales.

Tras el cierre el 8 de marzo del banco Silvergate, favorable a las criptomonedas, y días después del de Signature Bank, las empresas de criptomonedas vuelven a estar excluidas del sistema financiero tradicional.

Éste es un gran problema si se quiere que las criptomonedas operen en la corriente dominante: entidades como las plataformas de intercambio de criptomonedas necesitan tener acceso a los bancos tradicionales—como Signature—para que sus clientes puedan comprar activos como Bitcoin y cobrarlos en dólares estadounidenses.

La socia directora de A100x Ventures, Nisa Amoils, dijo a Decrypt que la medida adoptada el domingo por el Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York "se produjo en medio de una amplia ofensiva reguladora contra las criptomonedas por parte de muchos reguladores federales y estatales".

El colapso masivo de FTX obligó a los reguladores a apresurarse a averiguar cómo controlar el espacio de los activos digitales, tan rápido y complicado—en parte porque muchos clientes estadounidenses perdieron dinero en la bancarrota de la plataforma de intercambio.

AD

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo la semana pasada que las instituciones financieras deben "tomar muchas precauciones" a la hora de participar en el espacio de los activos digitales.

También añadió que no quería sofocar la innovación.

"Todavía existen otros bancos para criptomonedas, como Mercury, Customers, etc.", dijo Amolis. Su futuro, sin embargo, está en manos de los reguladores, añadió.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.