Han sido unas fiestas difíciles para Solana.

Después de luchar por recuperarse del debilitante daño causado a la red por la sorprendente caída de uno de sus patrocinadores más prominentes, el fundador de FTX Sam Bankman-Fried, Solana ha sufrido ahora un importante ataque a uno de sus mayores protocolos DeFi.

A primera hora del viernes, el protocolo DeFi de Solana, Raydium, anunció que un pirata informático había conseguido hacerse con la "autoridad del propietario" de la organización y había utilizado ese acceso para empezar a vaciar los fondos de liquidez de Raydium. Las herramientas DeFi permiten a los usuarios negociar, tomar prestados y prestar criptoactivos entre sí, sin intermediarios. Y los creadores de mercado automatizados como Raydium logran esto permitiendo a los usuarios contribuir con activos a un fondo común, a menudo a cambio de recompensas en tokens.

AD

En las últimas horas, un pirata informático ha robado activos digitales por valor de más de 2,2 millones de dólares de un fondo de este tipo en Raydium, incluidos 1,6 millones de dólares en SOL, según el análisis de la empresa de análisis de blockchain Nansen.

El pirata informático parece haber realizado el ataque utilizando una de las claves privadas del propietario del protocolo. Aún no está claro cómo accedió a esa información.

Raydium es uno de los mayores protocolos financieros descentralizados de Solana, y se considera una de las piedras angulares del ecosistema DeFi de dicha blcokchain. El hecho de que fuera vulnerable a un método de explotación tan vertical llevó a muchos miembros de la comunidad Raydium a aconsejar la retirada total del protocolo.

AD

En los minutos posteriores al hackeo, el token nativo de Raydium, RAY, cayó algo más de un 8% hasta los 0,16 dólares en el momento de la escritura, según CoinGecko. El valor total bloqueado en el protocolo se ha desplomado más de un 27% en el mismo periodo, hasta los 34,73 millones de dólares en el momento de escribir este artículo, según DeFi Llama.

El ataque se produce apenas un mes después de que varios monederos pertenecientes a FTX, entonces en pleno colapso, fueran despojados de 650 millones de dólares en activos digitales. Bankman-Fried afirmó posteriormente que el ataque, aunque no había sido obra suya, podía haber sido obra de un antiguo empleado de FTX. Bankman-Fried fue detenido el lunes por ocho cargos penales, entre ellos conspiración, fraude electrónico y blanqueo de dinero.

En los días posteriores a la quiebra de FTX, se reveló que las claves privadas de la plataforma de intercambio descentralizada Solana y del proveedor de liquidez Serum -fundado por el propio Bankman-Fried- estaban alojadas en FTX. Dado que Serum estaba integrado en casi todos los proyectos importantes de Solana DeFi, incluido Raydium, la noticia sembró el pánico en toda la red. Raydium y otros protocolos se apresuraron a cortar sus lazos con Serum y a iniciar una bifurcación del proyecto que no se viera afectada por las consecuencias de FTX.

El hackeo de Raydium del viernes, aunque no está necesariamente relacionado con Serum o FTX, indica que las preocupaciones de Solana están lejos de haber terminado.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.