TerraForm Labs pasó cuatro años construyendo su ecosistema y conectándolo a otras blockchains antes de que las cosas comenzaran a desbaratarse a principios de este mes.

Cuando la stablecoin algorítmica TerraUSD (UST) perdió su paridad, millones de dólares se esfumaron en cuestión de días. La moneda, que solía tener una garantía de canje por un dólar, ha estado cotizando por apenas cinco centavos. Y LUNA, su token de gobernanza, que el mes pasado tenía una capitalización de mercado de más de 30.000 millones de dólares, ha visto cómo esa métrica se reduce a 680 millones de dólares y bajando.

La empresa que está detrás de todo esto tuvo sus inicios en 2018.

AD

Los socios comerciales Do Kwon y Daniel Shin fundaron Terraform Labs en enero, y ese abril la registraron como una sociedad anónima privada en Singapur.

En agosto, Terraform había completado una recaudación de 32 millones de dólares que incluía a Translink Capital, Polychain Capital, FBG Capital, Hashed, 1kx, Kenetic Capital y Arrington XRP. Cuatro de las mayores plataformas de intercambio de criptomonedas -Binance, OKEx, Huobi Capital y Dunamu- también invirtieron en la blockchain Layer-0 de Terra.

El Inicio de Terra

Desde el principio, Terra quería convertirse en un gigante de los pagos que pudiera rivalizar con empresas como Alipay y PayPal. Shin, fundador del gigante coreano del comercio electrónico TMON, ayudaría más tarde a reunir a más de 20 empresas para formar la Terra Alliance y adoptar su sistema de pagos.

A principios de 2019, Terra recaudó 62 millones de dólares con una oferta inicial de monedas (ICO) para su token de gobernanza LUNA, a 0,80 dólares por LUNA. El equipo dijo que sería parte de un "sistema de doble token, que se compone de Terra -la stablecoin- y Luna, el token colateral."

El paquete de diapositivas que acompañaba a la ICO también prometía que su "Reserva de Estabilidad Terra" garantizaba la solvencia, "protegiéndola de los riesgos especulativos y regulatorios a los que están expuestas otras monedas."

AD

No mucho después de eso -exactamente un año después de que Terraform Labs se registrara en Singapur- la compañía lanzó la Mainnet Columbus el 24 de abril de 2019.

La blockchain se lanzó con un puñado de herramientas: un explorador de bloques, un tablero de staking y un registro para que los inversores de preventa crearan carteras y gestionaran sus tokens LUNA.

También había una herramienta para "modelos de simulación para ver cómo el mecanismo de estabilidad de Terra reaccionaría a los cambios en las variables macroeconómicas", dijo Kwon en un vídeo de YouTube subido el mismo día del lanzamiento de la mainnet.

Uno de los grandes atractivos del ecosistema de Terra fue el protocolo de préstamo Anchor, que se lanzó en julio de 2020.

Fue promocionado como el eventual "patrón oro para los ingresos pasivos en la blockchain". Antes de su desaparición, Anchor prometía a los prestamistas rendimientos porcentuales anuales de casi el 20%, y su valor total bloqueado (TVL) ascendía a 17.000 millones de dólares, aproximadamente el 70% de todo el valor del ecosistema Terra.

El año en que se lanzó Anchor, los inversores que tomaban prestada la criptomoneda del protocolo Maker acababan de recibir un duro despertar.

El token Maker (MKR), creado por MakerDAO, se utilizaba para apoyar la stablecoin DAI como parte de su sistema de crédito. El protocolo prestaba DAI a los usuarios que encerraban sus criptomonedas, como Ethereum, como garantía.

AD

Durante lo que se conoce como el Jueves Negro, el precio de Ethereum cayó por debajo de los 100 dólares, lo que provocó que los préstamos de DAI quedaran sin garantía. En ese momento, el protocolo puso automáticamente la garantía de ETH en subasta.

Pero debido a la congestión de la red y a los altos precios del gas algunos postores pudieron comprar los activos liquidados por el precio increíblemente bajo de 0 dólares.

"Los sistemas de guardianes dependen de los arbitrajes para financiar las liquidaciones de forma discrecional, lo que puede dar lugar a crisis de liquidez en momentos de alta volatilidad del mercado que conducen a enormes pérdidas para los prestatarios", escribió Nicholas Platias, jefe de investigación de Terra, en una entrada de blog de Medium.

Enlazó con un post de reddit de un usuario que había perdido 281 ETH.

"Los contratos de liquidación, por el contrario, están totalmente garantizados y hacen cumplir un largo período de retiro", escribió Platias, "para proporcionar estabilidad frente a los choques temporales".

Después de la caída, Anchor apenas tenía 100 millones de dólares en UST y AVAX, el token nativo de Avalanche.

Cumpliendo con la segunda parte de su sistema de doble token, Terra anunció el lanzamiento de su stablecoin en septiembre de 2020.

Pero menos de un año después, se enfrentaba a fuertes vientos macroeconómicos en contra.

AD

China estaba en pleno proceso de tomar medidas enérgicas contra los mineros de Bitcoin, y UST perdió su fijación en dólares por primera vez el 22 de mayo de 2021. La stablecoin algorítmica de Terra perdió su fijación en dólares por primera vez, y cotizó a 0,95 dólares durante dos días, según CoinMarketCap.

A finales de ese año, las últimas piezas que harían que la caída de Terra fuera tan calamitosa se movieron en su lugar. En octubre de 2021, Terra se unió tanto a Wormhole como a Cosmos IBC, cadenas puente que harían posible que los usuarios trasladaran sus fondos a la blockchain de otros.

El día después del anuncio de Wormhole en el blog de Terra, el valor total bloqueado del proyecto (TVL) superó los 5.000 millones de dólares por primera vez, según DeFi Llama. En el momento en que Terra se unió a IBC, había 2.000 millones de dólares de UST en circulación y su ecosistema tenía más de 9.000 millones de dólares en activos.

Con todas las piezas en su lugar, Kwon comenzó a acumular Bitcoin en una wallet de reserva, diciendo que quería tener eventualmente 10 mil millones de dólares de Bitcoin respaldando UST.

"No son 10.000 millones hoy - a medida que la oferta de dinero UST crece una parte del señoreaje irá a construir reservas de BTC puenteadas a la cadena Terra", dijo en un tweet en marzo. "Tenemos 3B de fondos listos para sembrar esta reserva, pero la infraestructura técnica (puentes, etc) aún no está lista".

Justo antes de que UST de Terra perdiera su vinculación con el dólar el 9 de mayo, la reserva de Bitcoin de la Luna Foundation Guard había crecido hasta los 42,5 BTC, en ese momento por valor de 1.400 millones de dólares. Pero cuando el precio de Bitcoin comenzó a hundirse, UST perdió su paridad y acabaría arrastrando a LUNA, al equipo de TerraForm Labs y a miles de inversores al abismo.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.