Hace algunos minutos, Nayib Bukele, el Presidente de El Salvador compartió en sus redes sociales que había enviado oficialmente el anteproyecto de Ley Bitcoin para su discusión y aprobación en la Asamblea Legislativa del país.

Con esto, Bukele cumpliría su parte en una promesa de capaña en la que se comprometía a impulsar la adopción de Bitcoin en el país.

El anteproyecto busca en rasgos generales, crear las bases necesarias para darle a Bitcoin el carácter de moneda de curso legal. De esta manera, BTC sería junto con el dólar una moneda de curso y aceptación obligatoria en todas las instancias de El Salvador. Sin embargo, no se tiene planteado una sustitución de un cono monetario por otro.

El partido Nuevas Ideas (controlado por Nayib Bukele) y sus partidos aliados controlan la mayoría calificada de la Asamblea Nacional. Es decir, en términos políticos es casi un hecho que la Ley Bitcoin vea la luz muy pronto. Ya la Asamblea Nacional ha aprobado varios proyectos legales introducidos por el presidente.

Nayib Bukele dio a conocer sus esfuerzos por hacer de El Salvador la primera nación del mundo en reconocer al Bitcoin como moneda de curso legal durante la conferencia Bitcoin 2021 en Miami este fin de semana. Luego de su anuncio, varios políticos de diferentes países latinoamericanos se unieron a la tendencia, anunciando sus esfuerzos por impulsar iniciativas legales para impulsar la adopción de criptomonedas.

Aspectos Más Resaltantes de la "Ley Bitcoin" Propuesta por el Presidente de El Salvador

Entre los puntos a destacar se puede rescatar que se reconoce a Bitcoin como "moneda de curso legal, irrestricto con poder liberatorio, ilimitado en cualquier transacción y a cualquier título que las peersonas naturales o jurídicas públicas o privadas quieran realizar."

De acuerdo con la ley, el tipo de cambio será fluctuante de acuerdo con las reglas de libre mercado y no existirá impuesto a las ganancias de capital por operaciones con Bitcoin precisamente por su naturaleza como moneda de curso legal. Nayib Bukele aseguró que el gobierno garantizaría una convertibilidad instantánea y exacta entre dólares y Bitcoin al momento de hacer alguna transacción. Esto se logrará en primer lugar a través de un fideicomiso en el Banco de Desarrollo de El Salvador.

De igual manera, obliga a que los precios se expresen en Bitcoin y estipula la obligatoriedad de su aceptación en todos los agentes económicos del país. Es decir, nigun comercio o institución pública podrá negarse a aceptar pagos en Bitcoin.

La excepción a la regla cae para aquellas personas que no tengan acceso a internet o a tecnologías de comunicación que les permitan realizar operaciones con Bitcoin. Siendo El Salvador un país en desarrollo, las zonas remotas o de alta pobreza quedan de este modo exentas de aceptar una forma de pago que no sería práctica por sus condiciones.

La Ley entrará en vigencia a los 3 meses luego de su publicación en el Diario Oficial del país, dando un espacio de tiempo para que se trabaje en un fideicomiso que garantice la convertibilidad automática e instantanea de Bitcoin a Dolar en el sistema bancario, y se adapte el ordenamiento jurídico de acuerdo con las estipulaciones de este nuevo instrumento legal.