El precio de Dogecoin se ha disparado hasta los 0,35 dólares, lo que supone un aumento del 12% en las últimas 24 horas, ya que los influencers de las redes sociales siguen apoyando al perro Shiba Inu más valioso de Internet.

Dogecoin, una criptomoneda que se creó originalmente como una broma, tiene ahora una capitalización de mercado de casi 46.000 millones de dólares, lo que la convierte en la sexta criptomoneda más grande del mundo. Su salto semanal del 24,5% la convierte en la segunda criptodivisa con mejor rendimiento. Está justo detrás de Bitcoin Cash, una altcoin derivada del Bitcoin que registró ganancias semanales del 24,8%.

Coincidiendo con la subida de hoy hay una serie de tuits que apoyan a Dogecoin por parte de WSB Chairman, una cuenta anónima de Twitter con cerca de 1 millón de seguidores, entre los que se encuentra Elon Musk.

AD

La cuenta no está relacionada con r/WallStreetBets, el foro de Reddit que inició el frenesí de GameStop en enero.

El usuario alcanzó una inmensa popularidad cuando tuiteó el 31 de enero: "¿Ha estado Doge alguna vez a un dólar?". Con un espíritu verdaderamente parabólico, ese simple tuit, que en su día gustó a Elon Musk, hizo que el número de seguidores de la cuenta pasara de 12.000 a 750.000 en una semana.

"He estado pensando mucho en Doge", tuiteó esta mañana. "La comunidad es tan fuerte que no hay manera de que esta mierda no sea reconocida como una criptodivisa legítima en el futuro".

"Nombra otra criptomoneda que haya unido a todo tipo de personas como Doge", continuó el presidente de WSB. De hecho, Dogecoin ha atraído a una amplia gama de personas -y marcas como Snickers y Axa que se aprovechan de la locura de Doge- que van desde la ex actriz porno Mia Khalifa hasta el chico del cartel de Dogecoin, Elon Musk.

A petición del público

Mark Cuban, inversor y propietario de un equipo de la NBA, también se ha manifestado sobre el potencial de Dogecoin. Dijo el 12 de abril que su equipo, los Dallas Mavericks, mantendría 112.000 Doge (ahora 39.200 dólares) en su balance.

AD

Cuban le dijo a la presentadora Ellen Degeneres a principios de esta semana: "Aunque Dogecoin no es la mejor inversión, es preferible invertir en el activo que jugar a la lotería; también es una forma de aprender a usar las criptodivisas".

El empresario canoso cree que el precio de la moneda se ha visto obstaculizado por las restricciones de retirada de fondos de la aplicación de comercio sin comisiones Robinhood. Robinhood, una forma popular de comprar Doge, no permite a los clientes transferir su Doge a un intercambio de criptodivisas o gastarlo en otro lugar.

Esto es común para las grandes instituciones financieras, ya que evita que se metan en problemas con la aplicación de la ley sobre el lavado de dinero. PayPal hace lo mismo para sus ventas de cripto. Sin embargo, significa que esas criptomonedas no pueden, por ejemplo, colocarse en contratos inteligentes de protocolos de finanzas descentralizadas.

Robinhood dijo en marzo que ofrecería una billetera de criptomonedas "lo más rápido posible". Esto, presumiblemente, permitiría a los clientes retirar Dogecoin a sus propias carteras de criptodivisas.

En otra muestra de apoyo de las celebridades, Remy Munasifi, un comediante de YouTube cuyos videos acumulan decenas de millones de visitas, lanzó el jueves un video de rap que apoya a Dogecoin para ReasonTV, un medio de comunicación libertario. "Hay varios indicadores que muestran que Estados Unidos podría dirigirse a una crisis monetaria", decía el pie de foto de ReasonTV. "Uno de ellos tiene patas".

Todo el revuelo ha servido para que Dogecoin alcance el millón de seguidores en Twitter.

Mucho negocio, muy habitual

Las subidas y bajadas repentinas se han convertido en las señas de identidad de Dogecoin en los últimos dos meses.

La primera gran subida del precio de Dogecoin se produjo en enero, cuando el llamado Ejército Dogecoin, los fans de la moneda, coordinaron esfuerzos para bombear el precio de forma similar al éxito de los memes al estilo de GameStop del froum r/WallStreetBets de Reddit. Mientras compraban frenéticamente Dogecoin, el precio de la moneda alcanzó el 31 de enero máximos de 0,045 dólares, subiendo un 66%. Rápidamente bajó a 0,036 dólares ese día.

AD

Otro intento importante, y esta vez aún más exitoso, tuvo lugar el mes pasado. El 16 de abril, el precio de Dogecoin saltó un 225% a 0,42 dólares después de que Elon Musk tuiteara una foto con el título "Doge ladrando a la Luna".

Pero el intento de bombeo del 20 de abril, declarado "Día del Doge" por sus fans, fracasó ya que el precio cayó un 20% a 0,29 dólares, muy lejos de 1 dólar, el tan anunciado nivel de precio "lunar", o "al menos 0,69 dólares".

Disclaimer

Los puntos de vista y las opiniones expresadas por el autor tienen únicamente fines informativos y no constituyen asesoramiento financiero, de inversión o de otro tipo

.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.