Tips

  • La empresa de servicios criptofinancieros Glufco anunció su integración con el sistema Biopago del Banco de Venezuela.
  • La asociación permite la compra de su stablecoin anclada al dólar.
  • Podría ser una rampa de acceso útil para otras compras de criptomonedas.

En Venezuela, los ciudadanos pronto podrán comprar criptomonedas de una forma más facil.

Gracias a la colaboración entre el banco público más grande del país y la empresa de servicios cripto financieros Glufco, los venezolanos podrán comprar la stablecoin anclada al dólar desarrollada por Glufco a través de la misma infraestructura que impulsa el sistema de pago biométrico del país, Biopago.

La plataforma Biopago desempeña un papel vital en el panorama financiero de Venezuela. El gobierno venezolano la utiliza como puente entre el Banco de Venezuela y el sistema Patria del país, que utiliza para distribuir bonos, gestionar remesas (incluidas las realizadas con criptomonedas) y repartir fondos de ayuda estatal (similares a los cheques de estímulo de Estados Unidos).

Ahora, los venezolanos pueden tomar esos cheques de ayuda estatal y cambiar inmediatamente los fondos por Glufco tokens, que están vinculados al dólar estadounidense. Lo que significa es doble: en primer lugar, proporciona a los venezolanos otra forma de acceder a los dólares y protegerse contra la hiperinflación que sigue sufriendo la moneda nacional, el bolívar. Y en segundo lugar, ofrece a los residentes de Venezuela una nueva rampa de acceso a las criptomonedas.

Los ciudadanos que hacen uso de la integración de Glufco ahora pueden adquirir esas stablecoins de forma rápida y sencilla, y luego "posteriormente intercambiarlas en otro intercambio por otras criptomonedas, "como Bitcoin, Litecoin, Dogecoin y Tether (USDT), dijo a Decrypt el director de operaciones de Glufco, Antonio Di Caprio.

Pero, ¿por qué lo harían?

Venezuela: crisis financiera y adopción de Bitcoin

No es ningún secreto que la situación financiera de Venezuela es un desastre. Una mezcla de corrupción interna y sanciones internacionales han llevado al país a alcanzar niveles extremos de inflación, devaluación de la moneda y recesión económica. Una de las formas en que los ciudadanos han tratado de escapar de esto es deshaciéndose de los bolívares y comprando dólares, lo que hasta hace muy poco era técnicamente ilegal y muy difícil.

Otra forma ha sido a través de las criptomonedas, como el Bitcoin. Según un informe de la empresa de análisis de blockchain Chainalysis del año pasado, Venezuela ocupa el tercer lugar entre todos los países en términos de adopción de criptomonedas. Y su escena de comercio peer-to-peer Bitcoin es una de las más activas del mundo.

Los 10 países con mayor adopción de criptomonedas. Imagen: Chainalysis
Los 10 países con mayor adopción de criptomonedas. Imagen: Chainalysis

El gobierno de Nicolás Maduro, sin embargo, parece haber aceptado recientemente (y por fin) el hecho de que los controles de divisas sólo han empeorado la crisis y han decidido abrir el país a un cierto nivel de dolarización, es decir, permitir que el dólar estadounidense sea utilizado como la moneda de facto de la nación.

Además de levantar los controles de divisas, el gobierno de Maduro también ha permitido la apertura de cuentas bancarias venezolanas con dólares. Dados estos recientes cambios de política, parece tener sentido que el Banco de Venezuela se asocie ahora con una empresa de criptomonedas para facilitar el acceso de los ciudadanos a las stablecoins vinculadas al dólar.

La idea, al parecer, es permitirles protegerse tanto de la inflación de la moneda como, potencialmente, de la volatilidad del Bitcoin. Después de todo, en un país en el que el salario mínimo es inferior a 10 dólares, incluso la más pequeña fluctuación puede tener un impacto nefasto en la población más vulnerable. Los dólares (físicos o digitales) pueden ofrecer la estabilidad que muchos buscan en el país.

El crecimiento de Glufco

La stablecoin de Glufco puede negociarse actualmente en pequeñas bolsas internacionales, como Waves, Graviex y Vindax. También hay una mesa de operaciones en la plataforma Criptolago, aprobada por las autoridades venezolanas, donde la stablecoin puede cambiarse por Bitcoin o bolívares.

Di Caprio también explicó que la plataforma OTC de Glufco también aceptará bolívares, pesos chilenos, soles peruanos y dólares estadounidenses. También admite pagos mediante Zelle -una plataforma muy popular en Venezuela- y una variedad de stablecoins.

Captura de pantalla del nuevo sistema de pagos desarrollado por Glufco y el Banco de Venezuela. Imagen: Glufco
Captura de pantalla del nuevo sistema de pagos desarrollado por Glufco y el Banco de Venezuela. Imagen: Glufco

El director de operaciones de Glufco también señaló que el Banco de Venezuela desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de esta última plataforma. El Banco no respondió a la solicitud de comentarios de Decrypt.

Desde el lanzamiento de su plataforma de criptomonedas "todo en uno" (que incluía una cartera digital, una pasarela de pagos y una bolsa de criptomonedas), Glufco ha lanzado desde entonces pagos de criptomonedas a través de mensajes de texto SMS y capacidades de nómina. Tiene previsto lanzar sus terminales de punto de venta para las compras de cripto en persona en las próximas dos semanas.