Tips

  • En otra señal alcista para el Bitcoin, Goldman Sachs está reabriendo su mesa de negociación de criptomonedas.
  • La empresa no ha dicho si la mesa también negociará con Ethereum.

Goldman Sachs ha reactivado sus planes de abrir una mesa de operaciones para criptomonedas, y comenzará a negociar contratos de futuros de Bitcoin a mediados de marzo, dijo el lunes a Decrypt una persona cercana al gigante bancario.

La decisión, reportada inicialmente por Reuters, es significativa porque refleja cómo los nombres más grandes de Wall Street están llegando a ver las criptomonedas como parte de sus operaciones diarias. También es notable porque Goldman Sachs anunció planes para una mesa de negociación de criptomonedas en 2018, pero luego archivó silenciosamente la idea en medio de la caída del precio de Bitcoin más tarde ese año.

Los contratos de futuros, que obligan a los compradores a adquirir un activo a un precio determinado en una fecha posterior, sirven para aumentar la liquidez en un mercado determinado, y se utilizan tanto para la especulación como para la cobertura contra las oscilaciones de precios.

Goldman Sachs no será el primero en ofrecer contratos de futuros de Bitcoin —otros gigantes financieros como CME Group Inc, Intercontinental Exchange Inc, y Fidelity los han negociado durante algún tiempo— pero la decisión de la empresa probablemente estimulará un mayor interés en los mercados de criptomonedas, y viene como una señal alcista para Bitcoin.

El banco no comentó inmediatamente si su mesa de operaciones, que formará parte de la división de Mercados Globales de su banco estadounidense, ofrecerá contratos para otras criptodivisas, como Ethereum, o negociará estrictamente con Bitcoin.

La incursión de Goldman Sachs en Bitcoin se produce cuando la criptomoneda original parece estar sacudiéndose de una breve caída la semana pasada. El precio de Bitcoin cayó casi un 25% desde un máximo histórico de unos 58.000 dólares hasta aproximadamente 43.500 dólares. Al mediodía del lunes, el Bitcoin cotizaba cerca de los 49.000 dólares.

El reciente repunte se ha visto impulsado por la decisión de grandes empresas, como Tesla, de añadir Bitcoin a sus tesorerías corporativas, y por el sentimiento alcista en torno a Coinbase, que está preparada para convertirse en la primera gran empresa de criptodivisas en salir a bolsa en las próximas semanas.