La firma de inversiones Tetragon Financial Group está demandando a Ripple, la compañía tecnológica que está detrás de la criptodivisa XRP, según un informe de Bloomberg debido al caso que se está gestando entre la empresa y la SEC.

La nueva demanda fue impulsada por la propia acción legal de la SEC contra la compañía - el regulador ha alegado que el XRP es un valor no registrado y que las ventas de Ripple eran ilegales. La Comisión está demandando ahora una indemnización de 1.300 millones de dólares.

Bloomberg señala que Tetragon presentó la demanda bajo sello el lunes en el Tribunal de Equidad de Delaware; la presentación pide específicamente que las acciones preferentes de la firma de la Serie C de Ripple sean redimidas.

Tetragon también ha pedido al tribunal un juicio acelerado, un mandato judicial preliminar y una orden de restricción temporal contra Ripple. Tetragon lideró la ronda de financiación de la Serie C de Ripple en 2019, que recaudó un total de 200 millones de dólares.

En una declaración emitida hoy temprano, Ripple dijo que los términos de ese acuerdo incluían una disposición "que si en el futuro se considera que XRP es un valor, entonces Tetragon tiene la opción de hacer que Ripple canjee su capital". La declaración continuó: "Puesto que no ha habido tal determinación, esta demanda no tiene ningún mérito. Nos decepciona que Tetragon esté buscando aprovecharse injustamente de la falta de claridad regulatoria aquí en los EE.UU. Los tribunales proporcionarán esta claridad y estamos muy confiados en nuestra posición".

La demanda de la SEC contra Ripple platea ciertas preguntas existenciales para la compañía y su token. Si XRP es un valor, como alega el regulador, y la compañía lo ha estado vendiendo ilegalmente, podría significar el fin para uno de los mayores actores del mercado de las criptomonedas.

Desde que la SEC anunció una acción legal contra Ripple en diciembre, la mayoría de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas han detenido todo el comercio de XRP, lo que ha costado al token una parte importante de su valor; a principios de hoy, ha pasado de ser la cuarta criptomoneda más grande por capitalización de mercado a la quinta.

En diciembre era la tercera.