Tips

  • La OCC es una oficina independiente del Tesoro de los Estados Unidos.
  • Ha publicado una guía que establece que los bancos pueden usar tecnología blockchain y stablecoins para facilitar los pagos.
  • La OCC ha sido objeto de escrutinio por parte de algunos legisladores por su perspectiva pro-cripto.

La Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de Estados Unidos, un organo adscrito al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que se encarga de regular los bancos, ha declarado que los bancos pueden utilizar stablecoins y blockchains para los pagos.

En una carta interpretativa publicada hoy, la OCC aclaró que, siempre y cuando cumpla con la ley y las prácticas bancarias correctas, "un banco nacional o una asociación federal de ahorros puede validar, almacenar y registrar las transacciones de pagos sirviendo como nodo en una INVN [red independiente de verificación de nodos]".

Asimismo, un banco puede utilizar las INVN y los stablecoins relacionados para llevar a cabo otras actividades de pago permitidas".

Brian Brooks. Imagen: Oficina del Controlador de la Moneda de EEUU.

El Contralor en funciones de la moneda Brian Brooks, antiguo ejecutivo de Coinbase, indicó en un comunicado de prensa que la medida tiene como objetivo aprovechar la industria de las stablecoins y criptomonedas en general para mantener el ritmo: "Mientras que los gobiernos de otros países han construido sistemas de pagos en tiempo real, los Estados Unidos han confiado en nuestro sector de innovación para ofrecer tecnologías de pagos en tiempo real".

La carta lo deja claro, señalando que, como intermediarios financieros, los bancos se enfrentan a la competencia para mover los fondos más rápidamente. A los ojos de la OCC, las INVN, como las stablecoins basadasa en blockchain y otras tecnologías de libro mayor distribuidas, son una forma de mover fondos de manera eficiente y rápida.

Además, la carta establece que los bancos pueden emitir stablecoins como si fueran tarjetas de débito o cheques, y cambiarlos por fiat.

La OCC hace que todo suene muy bien: "Los bancos han usado durante mucho tiempo cheques de caja, cheques de viaje y otros instrumentos al portador para facilitar los pagos sin efectivo". Jeremy Allaire, cofundador y director general de Circle, que opera el stablecoion USDC, dio una nota más enfática. Twitteó: "Esta es una gran victoria para las critpomonedas y las stablecoins".

Añadió: "Estamos en el camino de que toda la actividad económica importante se ejecute en cadena. Es tremendo ver tal apoyo de avanzada del mayor regulador de bancos nacionales de los Estados Unidos".

Aunque la OCC ha adoptado una postura sólidamente pro-cripto en lo que respecta a la innovación financiera (como señala repetidamente en la carta), su última misiva llega en medio de la incertidumbre regulatoria para la industria de las criptomonedas.

A mediados de diciembre, una oficina separada del Tesoro de los Estados Unidos, la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN), propuso normas que exigen a las empresas de servicios monetarios, incluidos los bancos y las plataformas de intercambio de criptomonedas, que registren e informen de las transacciones en criptomonedas a las carteras privadas si cumplen un determinado umbral de dólares.

El período de comentario público, que abarcó varios feriados federales, termina hoy. Si bien las normas propuestas por la FinCEN no se excluirían mutuamente de las normas de la OCC emitidas hoy, sí indican el aire general de incertidumbre, parcialmente avivado por la presentación de la Ley de Stablecoins y Licencias Bancarias (STABLE) de principios del mes pasado.

Ese proyecto de ley, presentado por la congresista Rashida Tlaib en la Cámara de Representantes de EE.UU., regularía a los operadores de Stablecoins como los bancos. Tlaib y otros representantes han discrepado con la administración de Brooks de la OCC, escribiendo en una carta de noviembre que puso "excesivo énfasis en las criptomonedas y los servicios financieros relacionados con ellas".

El presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Maxine Waters, envió en diciembre una carta separada al presidente electo Joe Biden, pidiéndole que nombrara funcionarios en la OCC que mantuvieran una separación más clara entre los bancos y las empresas de FinTech.

Una recomendación que hizo fue rescindir la orientación de la OCC que permite a los bancos nacionales tomar la custodia de criptomonedas para sus clientes, una regla sobre la que se basa claramente el edicto de hoy.