Jihan Wu, el cofundador de Bitmain, un gran productor de plataformas mineras de Bitcoin, ha dejado la empresa en manos de su cofundador, Micree Zhan, a cambio de 600 millones de dólares.

El acuerdo resuelve una fea disputa de un año de duración entre los fundadores. Wu Blockchain, un destacado criptoblogger chino, informó que Sequoia China fue el mediador del acuerdo y que los accionistas lo aprobaron el 28 de diciembre.

Según se informa, Zhan garantizará sus acciones por 600 millones de dólares para comprar la participación de Wu. Después del acuerdo, Wu dejará Bitmain pero conservará el control total de varias grandes instalaciones mineras internacionales, incluidas BTC.com y Bitdeer. Todos los demás servicios, incluyendo las plataformas mineras, la inteligencia artificial, antpoool y otras pools mineras domésticas pertenecen a Zhan.

El arreglo reinstala en la silla presidencial de Bitmain a Zhan, a quien Wu había expulsado de la compañía en noviembre de 2019.

Después de que Wu tomó el control del volante, los dos se involucraron en múltiples peleas legales y físicas. El drama de un año le costó al negocio millones de dólares cuando Zhan detuvo el envío de equipos mineros de Bitmain en represalia al golpe de Wu.

El mayor beneficiario del acuerdo serían los inversores de Bitmain; Zhan prometió que bajo su liderazgo, Bitmain completaría su oferta pública inicial a finales de 2022. Esa será una salida atractiva para sus inversores, como Sequoia.

Muchos han especulado sobre por qué Wu ha dejado la compañía, que ha construido con sudor y sangre desde 2013. Algunos sugieren que regresará a Matrixport, una compañía que fundó en 2018 y que provee servicios financieros a los mineros de Bitcoin. Otros sugieren que se convertirá en un criptocapitalista de riesgo.

Como el precio de Bitcoin sube a nuevos niveles cada dos días, las cosas se ven bien para Bitmain. Sin embargo, no está claro si Bitmain será capaz de mantener su supremacía en el caso de que el mercado de Bitcoin se desplome.