La Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU (SEC) presentó hoy una demanda contra Ripple Labs, la empresa que creó XRP así como contra el cofundador Christian Larsen y el actual CEO Brad Garlinghouse.

La demanda, presentada hoy en un tribunal de Manhattan, alega que Ripple ha recaudado 1.300 millones de dólares en ofertas de valores no registrados desde 2013.

Un valor es un contrato de inversión; si los creadores de una criptodivisa lo anuncian como una inversión a los compradores de EE.UU., entonces la SEC considera que la moneda es un valor según la ley de EE.UU. "Los acusados no registraron sus ofertas y ventas de XRP o no satisfacen ninguna exención de registro, en violación de las disposiciones de registro de las leyes federales de valores", dijo la SEC en un comunicado de prensa.

La SEC alega además que la venta periódica de Ripple de los 48.200 millones de XRP que tiene en una cuenta de depósito en garantía constituye la venta de un valor no registrado. Ripple dice que vende este XRP para "aumentar la liquidez del XRP y fortalecer la salud general de los mercados de XRP".

El XRP es la tercera mayor criptodivisa por capitalización de mercado; su capitalización de mercado es de 20.700 millones de dólares.

La demanda de la SEC dijo que Larsen y Garlinghouse ayudaron a estructurar y promover las ventas de XRP, y también "efectuaron ventas personales no registradas de XRP por un total aproximado de 600 millones de dólares".

La SEC ha demandado a varias compañías de criptomonedas por realizar ventas de valores no registradas, entre ellas Block.One, que recaudó 4 mil millones de dólares para crear la blockchain EOS, y la aplicación de chat Telegram, que este verano pasado tuvo que devolver a los inversores 1,7 mil millones de dólares que recaudó en una ICO para su proyecto de blockchain abandonado desde entonces, la Telegram Open Network.

Estas empresas, como muchas otras, llegaron a acuerdos con la SEC. Pero Brad Garlinghouse se adelantó a la demanda ayer discutiéndola en Fortune y The Wall Street Journal.

Los cargos comprenden "un ataque a toda la industria de las criptomonedas y la innovación americana", dijo a Fortune. El precio de XRP se hundió después de que Garlinghouse anunciara la demanda.

En las últimas 24 horas, el precio de XRP ha caído un 10,48%, hasta 0,46 dólares. Tras el anuncio de la SEC, el precio del XRP cayó dos céntimos, de 0,48 a 0,46 dólares.