Seis criptomonedas han aumentado más del 2.000% en lo que va de año, según datos de Messari. Todas ellas superaron a Bitcoin, que subió un 154% desde el comienzo del año.

Estas monedas son: ZAP, AAVE, BAND, UBT, CVT, y YFI. Las dos primeras de esta lista, ZAP y AAVE, empequeñecieron al resto con incrementos porcentuales de 6.000% y 4.000% cada una.

Dos monedas aumentaron más del 4.000%

ZAP —una criptomoneda que opera en la plataforma Ethereum— ha logrado el mayor aumento porcentual en el año hasta ahora. A principios de 2020, el precio de ZAP era casi insignificante, a 0,002 dólares, pero ahora está a 0,111 dólares. Esto significa que el activo ha logrado un aumento porcentual de más del 6.300% en el año hasta ahora.

El token de Aave, AAVE, ocupa el segundo lugar. Aave es un protocolo de finanzas descentralizadas (DeFi) que permite a las personas prestar y tomar prestado diferentes criptoactivos.

El protocolo tiene un precio actual por debajo de los 80 dólares aunque comenzó el año en 0,018 dólares. Esto significa que el precio de la AAVE se ha incrementado en un 4.288% este año.

Ambas criptodivisas están en una liga propia cuando se trata de aumentos porcentuales en el año. Las cuatro criptomonedas restantes se han elevado apenas por encima del 2.000%.

Las demás criptomonedas que apenas crecieron más de 2000%

El token BAND del protocolo con el mismo nombre es el tercero de la lista, por detrás de ZAP y AAVE por un gran margen.

Durante el verano, BAND vio su precio subir de 3,907 dólares el 27 de julio, a 14,107 dólares el 10 de agosto. Su precio entonces cayó a la horquilla de 6,000 dólares en octubre, y se ha nivelado desde entonces.

Actualmente con un precio de 6,54 dólares, BAND ha registrado un aumento de precio del 2.727% este año desde que empezó con 0,236 dólares.

Justo detrás de BAND está la criptomoneda UBT de Unibright, descrito por el equipo de Unibright —que trabaja para integrar la tecnología blockchain en los negocios tradicionales— como su "utility token". El UBT tiene un precio actual de 0,530 dólares, con una capitalización de mercado de poco menos de 79 millones de dólares.

Desde el 1 de enero, el precio del UBT ha aumentado en un 2,665%.

La moneda de CVT de CyberVein está en el quinto lugar. CyberVein es un gran proveedor de servicios de datos que proporciona soluciones de ciudades inteligentes en todo el mundo.

CVT abrió el año a $0.005, lo que significa que su precio actual de $0.012 representa un incremento del 2,295% desde el 1 de enero.

CVT es sólo ligeramente más cara que ZAP, la criptomoneda más barata de esta lista. La moneda YFI de Yearn Finance es la última de la lista.

YFI es el principal token de gobernanza de la red de productos de DeFi de Yearn Finance, y es el único token de esta lista que no existía a principios de año.

YFI comanda la mayor capitalización de mercado de todas estas criptodivisas, con un total de $745 millones hasta la fecha.

Habiendo sido lanzado en julio de 2020, YFI llegó a un precio de poco más de 1.000 dólares. Desde entonces ha generado mucha atención en el espacio del DeFi, incluso viendo su precio aumentar a 43.000 dólares en septiembre.

La industria del DeFi ha tenido un auge en 2020. Imagen: Shutterstock

Su precio actual, sin embargo, es de 24.743 dólares, que es casi la mitad de su máximo histórico. Pero el YFI se ha mantenido lo suficientemente caro como para calificar como una criptomoneda que ha aumentado más del 2.000% este año.

En el momento de escribir este artículo, el porcentaje de incremento de YFI hasta la fecha es del 2.141%. Hay grandes oportunidades para el crecimiento de proyectos de criptomonedas siempre que sepas dónde encontrarlas.