Dos países latinoamericanos se han posicionado entre los tres primeros lugares en términos de volumen de trading de Bitcoin en LocalBitcoins —la plataforma de comercio peer-to-peer (P2P) más importante del mundo.

Según un post del grupo educativo "Satoshi en Venezuela" publicado por LocalBitcoins, Venezuela ha mantenido su posición como el segundo mayor comerciante de Bitcoin en el mundo, abarcando el 12.3% de todo el volumen de comercio mundial en 2020. La nación socialista sólo es superada por Rusia (17,4%), según los datos publicados por LocalBitcoins y confirmados por Decrypt a través del sitio de datos Useful Tulips.

Pero un nuevo jugador está entrando en escena: Colombia.

La nación vecina de Venezuela se ha hecho con el tercer puesto después de mover el 11,3% de todos los Bitcoins comercializados en LocalBitcoins. El país también lidera el mercado de cajeros automáticos de Bitcoin en Latinoamérica con 60 cajeros instalados, lo que proporciona alguna evidencia de que el interés por las criptodivisas está creciendo tan rápido como los precios de los tokens.

Con el 23% del mercado total de LocalBitcoins, los dos países latinoamericanos superan la frecuencia de comercio registrada por el África subsahariana, una región con un volumen en auge en la plataforma rival Paxful.

Mercados más relevantes de LocalBitcoins. Imagen: LocalBitcoins

Las razones parecen ser predominantemente geopolíticas y financieras. Refiriéndose a Venezuela, el post afirma: "La hiperinflación en el país ha llevado a que el volumen de intercambio de Bitcoin aumente considerablemente en el país. Esto también influye en el volumen en su país vecino, Colombia".

Además de Colombia y Venezuela, otras economías que juegan un papel relevante en el mercado latinoamericano son Argentina, Chile y Brasil.

El uso de Bitcoin como almacén de valor en tiempos de la pandemia parece ser una de las principales causas del reciente cambio de estos mercados hacia la economía criptográfica.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, que terminó en diciembre de 2019, Argentina se hundió a un mínimo económico, alcanzando la posición #2 en el Índice de Miseria 2020 de Bloomberg, justo detrás de Venezuela y tres puestos por delante de Colombia.