Un antiguo desarrollador de Microsoft ha sido condenado a nueve años de cárcel por un tribunal de distrito de Seattle después de haber tramado un complejo plan, en el que utilizaba Bitcoin para estafar a su empleador con 10 millones de dólares.

El caso es el primero de este tipo en los EE.UU., según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia publicado el lunes.

El tribunal supo que el ciudadano ucraniano Volodymyr Kvashuk, de 26 años, utilizó el acceso de su empleado para robar fondos de tarjetas de regalo digitales, mientras trabajaba en Microsoft en 2016. Luego de lavar el dinero con Bitcoin, revendió el valor en línea y usó las ganancias para comprar una casa de 1,6 millones de dólares, un coche Tesla y otros lujos.

El desarrollador de Microsoft empleó un servicio de mezcla de Bitcoin para enmascarar la fuente de los fondos que entraban en su cuenta bancaria, y utilizó las cuentas de prueba de sus colegas para robar aún más fondos, según el anuncio. En febrero, un jurado lo condenó por blanqueo de dinero, fraude electrónico, robo de identidad, fraude con dispositivos de acceso y acceso a un ordenador protegido para fomentar el fraude.

En particular, también fue declarado culpable de presentar declaraciones de impuestos falsas. Los actos criminales de Kvashuk de robar a Microsoft, y la posterior presentación de declaraciones de impuestos falsas, son el primer caso de Bitcoin que tiene un componente fiscal", dijo el agente especial del IRS Ryan Korner. "En pocas palabras, la sentencia de hoy demuestra que no se puede robar dinero a través de Internet y pensar que Bitcoin va a ocultar sus conductas delictivas.

A Kvashuk se le ordenó pagar 8.344.586 dólares en concepto de restitución, y podría ser deportado tras su condena.