Tips

  • El Banco de Rusia ha expresado su interés en desarrollar su propia moneda digital.
  • Un comunicado de hoy del banco central dice que otros bancos de la región también están investigando un CBDC.
  • El banco cita la pandemia del coronavirus como la razón del aumento del interés.

El Banco de Rusia ha estado explorando la posibilidad de desarrollar su propia moneda digital durante algún tiempo, y hoy, el banco central ruso ofreció más señales de continuo interés.

En un comunicado de prensa, el banco escribió que su Club de Gobernadores de Bancos Centrales, que incluye representantes de bancos de toda la región del Mar Negro, los Balcanes y Asia Central, se reunió virtualmente para discutir los efectos de la pandemia de coronavirus en la economía mundial, así como lo que describió como un renovado interés de los organismos reguladores en la moneda digital.

Dice el comunicado de prensa: "Al organizar la emisión de una moneda digital, un banco central debe, en primer lugar, evaluar el impacto que tendrá en la política monetaria y la estabilidad financiera, y luego desarrollar un procedimiento para evitar y mitigar los riesgos cibernéticos".

En el comunicado, algo opaco, también se afirma que representantes del FMI y del Foro Económico Mundial asistieron a la reunión, aunque ninguna de las dos organizaciones estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

En el comunicado se hace referencia al renovado interés de los reguladores en los CBDC, o monedas digitales de los bancos centrales, asegurando que la pandemia ha impulsado el crecimiento del ecosistema cripto y el comercio electrónico. Los CBDC se distinguen de las criptodivisas en que no están descentralizados, ya que, después de todo, son emitidos y controlados por los bancos centrales.

En enero, el Banco de Pagos Internacionales informó que el 80% de los bancos centrales del mundo ya estaban desarrollando, o investigando activamente, sus propias monedas digitales. En ese momento, sólo el 10% había desarrollado realmente proyectos piloto. Pero eso ha cambiado desde entonces.

El mes pasado, el jefe del Banco Central Ruso dijo que su CBDC, una especie de rublo digital, podría estar disponible para el próximo año.

Rusia ha sido particularmente escéptica acerca de las criptodivisas tradicionales como Bitcoin en los últimos años - el gobierno, desde el verano pasado, ahora las reconoce legalmente, pero ha dicho que a los comerciantes no se les permite comprar y vender nada con ellas.

Estas restricciones podrían teóricamente llevar a los ciudadanos rusos hacia el eventual CBDC operado por el estado, y lejos de los tipos de monedas digitales que el gobierno no puede supervisar.