Tips

  • El Departamento de Justicia abrió los documentos de un gran caso de contrabando de drogas.
  • Acusaron a seis por lavado de dinero, soborno y otros cargos.
  • El grupo supuestamente usó Tether para sobornar a los funcionarios del gobierno de EE.UU.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos desbloqueó ayer documentos sobre una redada de contrabando de drogas y blanqueo de dinero en América Latina en parte facilitada por la empresa Tether, que fabrica una stablecoin del mismo nombre que está vinculada al dólar estadounidense.

Arrestaron a seis personas, cinco de ellas nacidas en China y residentes en América Latina o en los Estados Unidos; una vivía en Hong Kong. Un tribunal de Virginia presentó cargos contra Xizhi Li (alias "Z", o "Puerquito"); Jianxing Chen (alias "Gran Hermano Heng", o "John"); Jiayu Chen (alias "Cuñado de John"); Jingyuan Li; Eric Yong Woo; y Tao Liu (alias "Antony/Jason/Lucas Liu").

Los documentos, presentados el 24 de septiembre, alegan que los seis pasaron los últimos 12 años lavando "millones" para los cárteles de la droga y en muchas ocasiones usaron Tether. Presuntamente recogieron dinero que otros hicieron de la venta de cocaína en estacionamientos y hoteles, y luego movieron el dinero entre cuentas bancarias, casinos y negocios.

Los hombres fueron arrestados cuando un agente especial encubierto de la DEA ofreció a Tao comprar pasaportes de Estados Unidos a un precio de 150.000 dólares por pieza. El agente de la DEA dijo que conocía a alguien del gobierno de los EE.UU. que lo haría si Tao pagaba 10.000 dólares por adelantado. (En realidad, se trataba de otro agente de la DEA).

El agente de la DEA accedió a dividir el coste con Tao para atraer a este (imaginario) administrador corrupto del gobierno a jugar a la pelota. Para pagar, Tao envió 1.000 dólares de Tether a la cuenta del segundo agente de la agencia anti drogas. Lo hizo cuatro veces, según la acusación.

Tether usado por criminales. Imagen: Department of Justice

El tribunal quiere que los acusados paguen al menos 30 millones de dólares. Los miembros de la presunta banda de blanqueadores de dinero con criptomonedas se enfrentan a cargos de conspiración para cometer lavado de dinero, soborno, intento de fraude de identidad, entre otros delitos.

Si los cargos se mantienen, cada uno podría cumplir al menos 10 años de prisión.