Aviatrade, una agencia de ventas de aviones privados, ha lanzado una nueva plataforma de pago que permite aceptar Bitcoin y otras criptomonedas como pago por sus aviones multimillonarios, según el sitio de noticias, Business Insider.

Un Gulfstream G650ER, similar a los modelos propiedad de Elon Musk y Jeff Bezos, es el primer avión disponible para comprar con criptomonedas y aparece en el sitio web de Aviatrade.

El Gulfstream G650ER en venta por $40 millones. Imagen: Aviatrade.

El avión de seis años es el buque insignia de Gulfstream y es el avión más grande del alcance del fabricante americano. Es un ofertón de 40 millones de dólares o 3.859 BTC (para aquellos con bolsillos ultra profundos).

A medida que el covid-19 transforma la industria de la aviación, el movimiento de Aviatrade ilustra cómo los vendedores de aviones privados están recurriendo a las criptomonedas para atraer a los compradores internacionales.

El pago en efectivo estaría sujeto a restricciones transfronterizas en algunos países, y los compradores podrían ahorrar sustancialmente si buscaran un método alternativo para financiar una compra tan costosa, dijo el presidente de Aviatrade, Philip Rushton, a Business Insider.

Pero Aviatrade no es el primero en vender jets privados por criptomonedas. Kaizen Aerospace, una empresa dedicada a la venta, alquiler y gestión de jets privados, acepta a Bitcoin por todos sus servicios, según su presidente, Fabrizio Poli.

"Estamos ofreciendo a los clientes la oportunidad de pagar en Bitcoin y otras criptomonedas por nuestros servicios, tanto si están comprando un avión, haciendo mantenimiento, fletamento o lo que sea. Porque si alguien te llama un sábado para un charter, no pueden hacer una transferencia", dijo durante una reciente emisión en BizJet TV (que también presenta al defensor de las blockchain y aficionado a la aviación Andreas Antonopoulos).

El servicio de pagos Bitpay, también ha permitido alrededor de 15 transacciones en las que se han utilizado criptomonedas como pago para jets privados, dijo Poli. Pero el dinero era primero cambiado a fiat, con una tasa del uno por ciento impuesta a los compradores.

Aviatrade y Kaizen Aerospace se unen a una creciente lista de firmas que aceptan las criptodivisas como pago de cualquier cosa a los vuelos y hoteles, al oro y al arte.

Es un fenómeno que está siendo alimentado por la crisis de los coronavirus, ya que los comerciantes recurren a plataformas de pago digital que aceptan Bitcoin y otras criptomonedas, como Square de Jack Dorsey.

Y, con Bitcoin, no importa si estás comprando un Gulfstream o una caja de verduras, la comisión de transacción sigue siendo la misma.