Tips

  • El Departamento de Justicia presentó una demanda de confiscación civil contra 280 cuentas de criptomonedas.
  • Alega que esas cuentas se utilizaron para lavar dinero robado en dos operaciones de hacking en 2019.
  • Se cree que ambos proceden de Corea del Norte y que el dinero se blanqueó a través de ciudadanos chinos.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos identificó hoy 280 cuentas que se usaron para blanquear fondos robados por hackers de Corea del norte en dos grandes golpes durante 2019.

En una denuncia de decomiso presentada ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, las unidades del Servicio de Impuestos Internos, la Oficina Federal de Investigación y el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos solicitaron obtener posesión de esas 280 cuentas identificadas.

El primer pirateo en cuestión, que ocurrió en julio de 2019, consistió en el robo de aproximadamente 272.000 dólares en tokens de criptomonedas de dudosa procedencia, entre ellas tokens de Proton y PlayGame, de una plataforma de intercambio de criptodivisas. Investigaciones posteriores descubrieron que esos fondos fueron lavados y convertidos en otras criptomonedas.

Desentrañando la red de lavado de dinero usada por los hackers de Corea del Norte. Imagen: Departamento de Justicia de EEUU

El segundo ataque, en septiembre de 2019, obtuvo alrededor de 2,5 millones de dólares en criptomonedas de los monederos digitales de una empresa estadounidense. El atacante supuestamente usó unas 100 cuentas en una plataforma de intercambio para lavar el dinero.

Según la denuncia, los "traders chinos que operan OTC" en una plataforma no identificada ayudaron a lavar esos fondos. El Departamento de Justicia afirma que son los mismos actores que lavaron fondos para Corea del Norte en un pirateo masivo de 250 millones de dólares en 2018.

"A pesar de las sofisticadas técnicas de lavado utilizadas, la Unidad de Crímenes Cibernéticos del IRS-CI fue capaz de rastrear con éxito los fondos robados directamente a los actores norcoreanos", dijo Don Fort, Jefe de Investigación Criminal del IRS (IRS-CI, en una declaración. "El IRS-CI seguirá colaborando con sus socios en la aplicación de la ley para combatir las operaciones extranjeras y nacionales que amenazan el sistema financiero y la seguridad nacional de los Estados Unidos".

Un informe del Consejo de Seguridad de la ONU de marzo de 2019 estimó que sólo entre enero de 2017 y septiembre de 2018, los hackers de Corea del Norte robaron 571 millones de dólares de las plataformas de intercambios de criptomonedas, que luego pudieron utilizar para evadir las sanciones económicas de los gobiernos extranjeros.

Esas cifras no incluyen los ataques de 2019 a los que se hace referencia en el informe de hoy.