Tips

  • Una mujer de Sydney fue encarcelada hoy en relación con un robo de 400.000 dólares de XRP.
  • El tribunal tomó la decisión después de casi un año de juicio.
  • Su sentencia marca el primer caso de encarcelamiento relacionado con criptomonedas en Australia

Una mujer de 25 años de edad en Sydney fue sentenciada a un máximo de dos años y tres meses de cárcel hoy por el robo más de 100.000 tokens XRP, según Information Age.

La mujer, Kathryn Nguyen, y un cómplice, hackearon la cuenta de un hombre en enero de 2018 y cambiaron el código de autenticación de dos factores enviado a su número de móvil. Esto permitió a Nguyen efectuar el robo de los XRP de la víctima, que en ese momento valían más de 400.000 dólares.

Luego del robo de los XRP, Nguyen entonces usó múltiples intercambios de Bitcoin para barajar los fondos. No convirtió en efectivo sus posesiones ilícitas, según el informe.

Pero las ganancias no duraron mucho. La policía dijo que Nguyen intentó hacer trading con Bitcoin después del robo; perdiendo finalmente dinero. Luego empezó un negocio de reparación de bolsos en Sydney.

Nguyen fue arrestada en 2019 por la policía de Sydney. Imagen: Policía de Nueva Gales del Sur

El juez presidente Chris Craigie dijo que fue una "decisión difícil y conflictiva" enviar a Nguyen a prisión por el robo de XRP y que sus referencias reflejaban una "personalidad generosa y trabajadora".

"Un hilo común era la voluntad del delincuente de ayudar a los demás. Esto toma un significado diferente en su participación y asistencia voluntaria en una empresa criminal", dijo Craigie.

El caso de Nguyen la convirtió en la primera ciudadana australiana arrestada y encarcelada por robo de criptomonedas en ese país. Australia introdujo normas para las instancias penales en 2018, y algunos delincuentes ya están siendo juzgados.

En junio de este año, la policía detuvo a un hombre de Sydney en relación con la creación de múltiples cuentas en línea para lavar fondos utilizando Bitcoin. El delincuente se enfrenta a un máximo de diez años de cárcel si es condenado.

Mientras tanto, las condenas son una señal positiva para la industria. Demuestran que el uso criminal puede ser rastreado y descubierto, poniéndo a las criptomonedas a la par con las monedas fiduciarias reguladas.