y susAlgunos dicen que el 2020 es el año de las DeFi y aunque el boom de la industria ciertamente apoyaría ese punto de vista, hay un nicho dentro del nicho que está teniendo un año aún mejor: los oráculos y sus tokens asociados.

Los oráculos son servicios y plataformas desarrollados para integrarse con los contratos inteligentes y ofrecer información diversa, como información sobre precios, en tiempo real. Algunos los definen como un puente entre el mundo de la blockchain (datos on-chain) y el mundo real (datos off-chain).

Su función, si se ejecuta correctamente, resuelve graves problemas relativos a la fiabilidad de los datos, no sólo en el mundo del trading sino también en otras aplicaciones de la tecnología de las cadenas de bloques.

Dada su utilidad, tal vez no sea sorprendente entonces que los oráculos DeFi estén desempeñando un papel protagónico en el auge de las DeFi.

Según un informe de la firma de datos criptográficos Messari publicado hoy, los tokens de oráculo para DeFi como Chainlink (LINK), Band y Nest, están entre los criptoactivos de mayor rendimiento del año. Y por mucho. Chainlink y Band, en particular, son empleados por varios protocolos de DeFi, y sus tokens se encuentran entre las monedas de DeFi más valiosas que existen, de acuerdo con los datos de CoinGecko.

Chainlink, el protocolo de oráculo más popular en el ecosistema, ha experimentado una apreciación 4X año hasta la fecha. Esto lo convierte en la criptomoneda de mejor rendimiento entre las 100 más importantes de CoinMarketCap.

Pero incluso este tipo de retorno masivo palidece en comparación con los generados por las fichas de oráculos menos conocidos, como Band, Dos Network y Zap, todos los cuales han crecido entre un 3.000% y un 4.000% en los últimos 365 días.

Retornos generados por los tokens de Oráculos durante el año. Image: Messari

Si leer sobre estos retornos despertó al George Soros dentro de ti, déjanos traerte de vuelta a la tierra: Es importante notar que  fluctuaciones de precios como estas de los oráculos DeFi son comunes en las fichas subcapitalizadas. No es como si pudieras comprar 10.000 dólares de una de estas monedas de oráculos DeFi, esperar un poco y luego vender fácilmente esos tokens por 300.000 dólares. Un pequeño movimiento puede sacudir los mercados.

Pero algunos se aventuran en este juego, invirtiendo grandes cantidades en estas monedas de pequeña capitalización. En el mundo de las DeFi, por ejemplo, la "agricultura de rendimiento" se ha convertido en una forma de ayudar a promover y capitalizar tokens así.

Sin embargo, es prudente tener cuidado. Si bien los mercados de criptomonedas han madurado mucho a lo largo de los años, es probable que el auge de las DeFi y sus oráculos recuerde a los traders exigentes lo que pasó con la burbuja ICO de 2017.

Que las probabilidades estén siempre a su favor.

Disclaimer

Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor son sólo para fines informativos y no constituyen asesoramiento financiero, de inversión o de otro tipo.