Tips

  • El hijo de Carlos Ghosn pagó 500.000 dólares en criptomonedas a quienes organizan la fuga de su padre de Japón, según los fiscales norteamericanos.
  • El ex director general de Nissan fue acusado de delitos financieros y detenido en Japón en 2018.
  • Un veterano de las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos y su hijo llevaron de contrabando a Ghosn al Líbano en diciembre pasado.

Los fiscales estadounidenses alegan que Anthony Ghosn, hijo del ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn, pagó 500.000 dólares en criptomonedas a uno de los estadounidenses que supuestamente ayudó a sacar a su padre de Japón, según informó ayer el Wall Street Journal. Su padre había sido acusado de delitos financieros en ese país.

Desde 2018, el antiguo CEO de Nissan vivía en una casa vigilada por el tribunal en Tokio. Luego, en diciembre de 2019, llevó a cabo una fuga al estilo de Hollywood desde el Japón al Líbano, escondido dentro de una caja de equipo musical.

Según se informa, Ghosn fue ayudado por el ex veterano de las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos Michael Taylor y su hijo Peter, recibiendo este último los 500.000 dólares en criptomonedas.

Para corroborar sus conclusiones, los fiscales federales presentaron documentos de Coinbase que demuestran las supuestas transferencias de Anthony Ghosn a Peter Taylor, señaló el WSJ.

Los fiscales añadieron estos documentos a una presentación que argumentaba en contra de la oferta de Tailors de ser liberado bajo fianza, señalando que "ahora tienen acceso a los vastos recursos de Ghosn con los que huir".

Tanto Taylor padre como Taylor hijo están actualmente detenidos en una cárcel del condado en las afueras de Boston, mientras que las autoridades japonesas solicitaron su extradición por albergar ilegalmente a un delincuente.

Antes de eso, el ex-CEO de Nissan también habría transferido 862.500 dólares a una empresa asociada con Peter Taylor, justo antes de su fuga en diciembre. Ghosn comentó más tarde esto, diciendo que estaba "ayudando a todos los que me apoyaban tanto como podía, financieramente y de cualquier manera".

En su carrera, Ghosn fue director general de Michelin North America, presidente y director general de Renault, presidente de AvtoVAZ y presidente y director general de Nissan. En noviembre de 2018, fue arrestado en Japón después de haber violado supuestamente la ley financiera del país.

En particular, Nissan afirmó que durante muchos años Ghosn ha estado subestimando su compensación en los informes de valores de la Bolsa de Tokio y "se han descubierto muchos otros actos de mala conducta importantes, como el uso personal de los activos de la empresa".