El uso de los servicios de mezcla de Bitcoin se ha disparado un 2,100% durante el último año, según un informe publicado ayer por Crystal Blockchain, una rama de investigación de la compañía minera BitFury.

En el primer trimestre de 2020, las entidades de la darknet enviaron 67 millones de dólares de Bitcoin a los servicios de mezcla, frente a los 3 millones del año anterior. En muchos casos, este Bitcoin fue mezclado antes de enviarlo a plataformas de intercambio, muchas de las cuales han incrementado sus requerimientos de verificación - necesitando pasaportes u otra información personal de sus clientes.

"Es probable que esto responda al aumento de los procesos de reglamentación y verificación de los intercambios, lo que lleva a los propietarios de bitcoins que operan en la deep web a recurrir a otros servicios para ofuscar la fuente de sus monedas", se afirma en el informe, y se añade: "Esto indica una rápida adopción de los servicios de mezcla de criptomonedas por parte de las entidades de la deep web".

Los usuarios de Darknet también enviaron mucho menos Bitcoin directamente a las centrales que tienen tales requisitos de verificación, bajando de 53 a 44 millones de dólares. Es posible que parte del Bitcoin enviado a los servicios de mezcla se haya transferido a estos intercambios, pero es difícil de decir, porque está ofuscado por diseño.

Cabe destacar que la cantidad de Bitcoin enviada desde los intercambios con requisitos de verificaciónhacia la deep web se duplicó en el mismo período de tiempo, de 36 millones de dólares a 73 millones de dólares. Esto demuestra que los usuarios están más preocupados por enviar Bitcoin ganado ilícitamente a intercambios sin ocultar sus orígenes, en lugar de enviar Bitcoin de intercambios a la red oscura.

Esto puede ser una respuesta a un mayor escrutinio de las plataformas de intercambio, que están aumentando su enfoque en los servicios de análisis de cadenas de bloques, que rastrean el movimiento de Bitcoin y están diseñados para atrapar a los criminales. Recientemente, Coinbase comenzó a ofrecer sus servicios internos de análisis de cadenas de bloques para su venta al IRS y a la DEA, lo que puede haber asustado al mercado.