Tips

  • Una encuesta de Fidelity realizada a más de 800 inversores institucionales en los Estados Unidos y Europa reveló que el 80% tenía una perspectiva positiva de los activos digitales.
  • Más de un tercio de los encuestados dijeron que actualmente tienen activos digitales en su cartera.
  • Las preocupaciones sobre la volatilidad de los precios y la manipulación del mercado siguen al acecho, pero deberían disminuir con el tiempo.

Un estudio de Fidelity revelo que los inversores institucionales se están entusiasmando con Bitcoin y otros activos digitales.

Ya sea por la innovación tecnológica subyacente, la baja correlación con otras clases de activos, o simplemente el potencial de la mejora del mercado, casi el 80% de los inversores institucionales de EE.UU. y Europa están analizando los activos digitales más de cerca. Es más, casi un tercio de los inversores institucionales ya tienen Bitcoin en sus portafolios.

Los hallazgos se han revelado hoy luego de que Fidelity divulgara los resultados de una encuesta sobre activos digitales realizada a más de 800 inversores institucionales. Fidelity realizó la encuesta entre noviembre de 2019 y marzo de 2020,a un público que va desde asesores financieros y personas con un elevado patrimonio neto hasta gestores de pensiones y fondos de cobertura en criptomonedas como Bitcoin y Ethereum.

El estudio muestra que los inversores institucionales se sienten más cómodos que nunca con la clase de activos emergentes y es probable que sigan comprando Bitcoin a medida que el mercado madure.

Más de un tercio de los inversionistas encuestados dijeron a Fidelity que ya tienen activos digitales en cierta capacidad, y casi dos tercios dijeron que pensaban que había un lugar para los activos digitales en su cartera. De los que tienen actualmente activos digitales, más de un cuarto están expuestos a Bitcoin. Alrededor del 11% de los encuestados dijeron que tienen Ethereum en sus carteras, y más del 60% dijeron que compran activos digitales directamente en lugar de utilizar un agente o custodio externo.

Los inversores encuestados citaron algunas ventajas clave de los activos digitales sobre otras participaciones en su portafolio, entre ellas una mayor liquidez, bajos costos de transporte, almacenamiento y transacción, y elementos únicos que impulsan la rentabilidad, como la quema de tokens y el staking por las recompensas. Sin embargo, aspectos como la extrema volatilidad de los precios y la preocupación por la manipulación del mercado seguían prevaleciendo entre casi la mitad de los encuestados.

"Las preocupaciones de los inversores se centran en gran medida en cuestiones que se resolverán por sí mismas a medida que evolucione la infraestructura del mercado", dijo el presidente de Fidelity Digital Assets, Tom Jessop, en un comunicado. "Estamos orgullosos de ser uno de los muchos proveedores de servicios que impulsan activamente esa evolución en beneficio tanto del ecosistema como de los inversores tradicionales".

Se registraron algunas diferencias notables entre las respuestas dadas por los inversores de los Estados Unidos y las de Europa: una cuarta parte de los encuestados europeos consideraron que la falta de control estatal sobre los activos digitales era un aspecto atractivo, mientras que sólo el 10% de los encuestados residentes en los Estados Unidos opinaron lo mismo.

Los inversores europeos se sentían más cómodos con los activos digitales en general, con un 45% invertido actualmente en comparación con sólo el 27% de los encuestados de EE.UU. Este fue el primer año en que los inversores europeos han sido incluidos en la encuesta de Fidelity.

Disclaimer

Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor son sólo para propósitos informativos y no constituyen un consejo financiero, de inversión o de otro tipo.