Tips

  • El Servicio de Inmigración y Aduanas de EE.UU ha incluido a Joselit Ramirez, Jefe de la SUNACRIP de Venezuela en su lista de más buscados.
  • Ofrecen una recompensa de 5 millones a quien brinde información de su paradero.
  • La medida se publica el mismo día que Venezuela comenzó a aceptar Petros para la venta de Gasolina. Joselit Ramirez está trabajando con normalidad en Venezuela.

El jefe de la Superintendencia Nacional de criptomonedas de Venezuela Joselit Ramirez, es ahora un hombre buscado.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de EE.UU., una división del Departamento de Seguridad Nacional, publicó hoy un boletín añadiendo a Joselit Ramírez, jefe de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip), a su lista de fugitivos más buscados.

Y el gobierno de los Estados Unidos ofrece ahora una recompensa de 5 millones de dólares a quien ofrezca información que lleve al arresto o condena de Ramírez, quien según el ICE tiene "profundos lazos políticos, sociales y económicos con múltiples supuestos capos del narcotráfico". El mismo Ramírez es buscado por "lavado de dinero y evasión de sanciones".

El movimiento viene el mismo día que el gobierno de Venezuela ha comenzado a aceptar la criptomoneda Petro para la compra de gasolina. La semana pasada, Venezuela recibió varios cargamentos de gasolina de Irán, evadiendo las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Joselit Ramirez ha sido el jefe de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos de Venezuela desde junio de 2018. Su predecesor fue Carlos Vargas, un conocido congresista y líder de la oposición que posteriormente trabajó con el gobierno de Nicolás Maduro durante el nacimiento del Petro.

Según la declaración del ICE, Ramírez, de 33 años, "ha sido acusado en el Distrito Sur de Nueva York de violaciones de la Ley de poderes económicos en caso de emergencia internacional, la Ley Kingpin y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos".

A principios de este año, el gobierno estadounidense anunció que estaba investigando a Joselit Ramirez por sus vínculos con otros funcionarios presuntamente corruptos del gobierno de Venezuela. En ese momento, los EE.UU. ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por la captura del Presidente Maduro, y 10 millones de dólares por otros funcionarios de alto perfil, incluyendo a Cliver Alcalá, Diosdado Cabello, Hugo Carvajal, y Tareck el Aisammi. Aunque Ramírez se mencionó entre los objetivos, no se le había concedido ninguna recompensa.

Imagen: OCCRP

Hoy temprano, la periodista venezolana Marbellis Linares publicó una fotografía de Ramírez en Twitter en la que el jefe de Sunacrip parecía estar trabajando desde su oficina y aparentemente no se vio afectado por el anuncio del ICE.

Ramirez no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de Decrypt.