El Banco de Francia ha completado una prueba de un euro digital corriendo en una blockchain, como parte de sus experimentos con una moneda digital del banco central.

En la prueba, el Banco de Francia utilizó la tecnología blockchain —desarrollada en el país— para crear valores digitales que representan el euro. El banco de inversión Societe Generale participó en la prueba, que se completó el 14 de mayo.

"Desde principios de año, el Banco de Francia ha adoptado un enfoque experimental con respecto a la moneda digital de los bancos centrales, a fin de explorar con los asociados las posibles contribuciones de las nuevas tecnologías para mejorar el funcionamiento de los mercados financieros y, más concretamente, la reglamentación interbancaria (la denominada moneda digital "al por mayor" de los bancos centrales)", según se indica en un comunicado de prensa.

En las próximas semanas, el banco central francés seguirá realizando más experimentos. Estos implicarán el envío del euro digital entre los bancos, según el comunicado de prensa.

En diciembre de 2019, el gobernador del banco central de Francia, François Villeroy de Galha, dijo que quería que Francia fuera el primer país en emitir una moneda digital. Esto embarca a Francia en la carrera por adaptar la industria bancaria al mundo de las tecnologías blockchain, algo en lo que China —por ejemplo— ya va muy adelantado, a pesar de las advertencias de los organismos financieros multilaterales.

"Tenemos la intención de empezar a experimentar rápidamente y lanzar una convocatoria de proyectos (para los actores del sector privado) a finales del primer trimestre de 2020", explicó entonces François Villeroy de Galhau. El euro digital se utilizará inicialmente entre los bancos, y no por los ciudadanos de a pie. Villeroy añadió que una moneda digital para los clientes minoristas "estará sujeta a una vigilancia especial".

Otros países, como China y las Islas Marshall, también están desarrollando sus propias monedas digitales.