Tips

  • La Junta de Estabilidad Financiera ha emitido 10 recomendaciones sobre cómo el G20 debería lidiar con las stablecoins
  • En las recomendaciones, dice que esas monedas deben enfrentar las mismas reglas que otros negocios que presentan los mismos riesgos. -Incluso debería haber una cooperación transfronteriza para asegurar que los stablecoins no funcionen a favor de ciertos países, dice el FSB.

Las Stablecoins podría socavar la estabilidad financiera global y las principales economías mundiales deben enfrentar este riesgo implementando un marco regulatorio adecuado, dijo el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) en un documento publicado el martes.

El FSB, un organismo internacional que monitorea y ayuda a dar forma a las políticas relacionadas con el sistema financiero mundial, enumeró 10 recomendaciones sobre stablecoins para el Grupo de las 20 Economías mas fuertes del mundo (G20).

El documento sugería que los stablecoins deberían enfrentar las mismas reglas que otros negocios que presentan los mismos riesgos. Aunque los stablecoins pueden ayudar a contribuir a un nuevo sistema mundial de pagos, "esos instrumentos pueden tener el potencial de entrañar riesgos sistémicos para el sistema financiero y riesgos importantes para la economía real, incluso mediante la sustitución de las monedas nacionales".

El FSB también dijo que debería haber una cooperación transfronteriza para evitar que un stablecoin se enfrente a una jurisdicción contra otra, y que las empresas de stablecoin deben gestionar eficazmente los riesgos, ser resistentes desde el punto de vista operativo, tener salvaguardias contra los ataques cibernéticos y sistemas para detener el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo.

"Las autoridades competentes deben, cuando sea necesario, aclarar las facultades reglamentarias y abordar las posibles lagunas en sus marcos nacionales para hacer frente adecuadamente a los riesgos que plantean los stablecoins mundiales", dice el documento.

Las recomendaciones del FSB siguen una ola de atención recién descubierta para los proyectos de stablecoin por parte de los reguladores globales, en gran parte derivada de la entrada de Facebook en el mundo de las criptomonedas con su proyecto Libra. Aunque el gigante de los medios sociales ha insistido previamente en que Libra no es un stablecoin, el CEO de Facebook Mark Zuckerberg aceptó ante los legisladores de EE.UU. que podría ser considerado como tal durante una audiencia en octubre.

Ante la presión de varios gobiernos y organismos reguladores, las empresas que anteriormente apoyaban a la Libra han abandonado el proyecto debido a la falta de un marco regulatorio claro y a los posibles riesgos que implica el lanzamiento de esta criptomoneda.

Desde entonces, Facebook ha estado repensando la forma en que la moneda funcionará.

La última publicación del FSB es solo una de muchas advertencias de los reguladores globales sobre las stablecoins. El año pasado, un grupo de trabajo del G7 advirtió que los stablecoins podrían representar una amenaza a la integridad del mercado.