La tercera temporada de Westworld —un thriller futurista presentado por HBO— se estrenó ayer en las pantallas chicas, con una dudosa aplicación inspirada en la tecnología blockchain.

La aplicación, denominada RICO - acrónimo de Racketeer Influenced and Corrupt Organizations (RICO) por las siglas de la ley estadounidense de 1970 del mismo nombre - es esencialmente una economía peer to peer para los criminales.

Al igual que un Upwork —sólo que para asesinos, secuestradores, ladrones y otros delincuentes empresariales— la aplicación permite a los usuarios buscar misiones desde el robo de un cajero automático hasta el asesinato total. Y, de acuerdo con el co-creador de Westworld, Jonathan Nolan, está basada en tecnología blockchain.

"Rico es una parodia obvia de nuestra economía algorítmica de trabajo llevada al extremo", dijo Nolan en una entrevista para Variety. "Se facilita en parte por la idea de la cadena de bloques. No creo que la gente entienda lo sísmico que va a ser ese cambio".

Dentro de la entrevista, la co-presentadora de Westworld, Lisa Joy, también reveló que Nolan está "un poco obsesionado con la blockchain".

La conexión de la aplicación RICO con los bajos fondos de la sociedad no es del todo sorprendente. El propio Bitcoin se elevó a la infamia después de ser usado en mercados oscuros. En sus inicios, se usó en gran medida para comprar drogas en la darknet. Sin embargo, el porcentaje de transacciones de Bitcoin enviadas a la deep web es ahora muy pequeño.

Hablando en una escena de post-crédito del estreno de anoche, Nolan sugirió que la aplicación podría ser un punto clave para las tecnologías blockchain en la vida real —una idea preocupante.