Joaquín Moreno conoce muy bien el estado del mundo blockchain en América Latina. Este ingeniero industrial argentino, comenzó su recorrido el año 2013, cuando por error  le mandan un email para ofrecerle un trabajo de manager en una startup llamada ZipZap, una plataforma tecnológica que movía dinero por del mundo. El azar de la vida le ponía de frente con una novísima tecnología que poco conocía. 

Pero la curiosidad de Joaquín le hizo dar el impulso de responder aquel correo para embarcarse en una aventura que ha tenido un largo recorrido. El trabajo era implementar una tienda física en Buenos Aires para que la gente pudiera comprar bitcoin.

No era una locura. Ya por el 2013, la calle Florida, una de las principales avenidas del centro de Buenos Aires, tenía un alto trasiego de gente a todas horas cantando "cambio, cambio, cambio, casa de cambio", para dar servicios a los residentes locales que deseaban intercambiar volátiles pesos argentinos por una moneda  más estable y transportables como el dólar americano.

Pero para algunos argentinos que comenzaban a escuchar de Bitcoin, cambiar dinero significaba convertir pesos y dólares en criptodivisa, y viceversa.

Con contrato en la mano, Joaquín se puso a contactar gente que le pudiera ayudar a abrir tiendas físicas y se dio cuenta de que hacía falta mucha educación. Las personas que hablaba del tema, no habían escuchado nunca de Bitcoin. En medio de esta búsqueda conoció a Andrés Fleischer, actual COO de Ripio

BTC en Español

Con Andrés se asociaron y decidieron dar a conocer Bitcoin al público en general. Para ello, cogieron una cámara, un estudio de TV y se lanzaron al mundo ‘youtuber’, donde realizaron una primera temporada de BTC en Español con 10 episodios y patrocinadores.

A Joaquín el mundo de la cámara ya le era familiar. Puesto que tenía un background de edición gracias a una pequeña productora de filmación que fundó para grabar regatas o temas relacionados con el mundo naútico en países como Uruguay, Brasil e incluso en Tailandia.

Sin embargo, este nuevo emprendimiento, después de muchos anteriores, con algunos  fracasos incluídos, le abrió el apetito por conocer más del mundo de las criptodivisas y la tecnología blockchain. Tras la primera temporada de éxito, el socio de Joaquín, Andrés, sale de la empresa para embarcarse a tiempo completo en Ripio.

En conversación con Decrypt, el emprendedor explica que “yo quedo con BTC en Español, e inmediatamente se me abre una puerta en Brasil, hasta allí viajé para crear BTC en Portugués, me fui a Río de Janeiro y en dos días grabamos 20 episodios. Lo gracioso es que los 10 primeros episodios los pudimos vender. Los sponsors eran todas empresas de Brasil, la mayoría casas de cambios”, recuerda.

Los vídeos de BTC en español comenzaron a ser virales. Mucha gente sentía la curiosidad de conocer más de criptodivisas. Incluso en España, grupo de la conocedores de Bitcoin, compartían los videos del ‘youtuber argentino de cripto’.  

Pero a mediados de  2016, Joaquín se traslada a México para trabajar en Globant, abriendo mercados en la industria  blockchain. Allí le llama la atención que su amigo Juan Llanos, uno de los primeros impulsores de blockchain en Fintech, comenzaba a trabajar en ConsenSys.

“Juan me dice que hay oportunidades. Y en julio de 2017 me uno a la empresa con el rol de desarrollo de negocios para Colombia, Centroamérica, México y Caribe. Allí paré con los vídeos”, dice. Sin embargo debió dejar el rol  a finales de 2018, fecha que ConsenSys reduce el 13% de la plantilla en todo el mundo. Recientemente la empresa realizó otro recorte con el 14% de trabajadores, para concentrarse en el desarrollo de productos financieros

Al dejar ConsenSys, Joaquín retoma la producción de vídeos con BTC en español, labor que ha comenzado con fuerza, y ha sumado un podcast. “Para este  2020 BTC en español viene con muchos proyectos. Le quiero poner focos a la creación de mecanismos auto-sustentables, como cursos online, y estamos trabajando en la creación de contenidos para otras empresas, por ejemplo, con ONG Bitcoin Argentina, ya cerramos la producción de 10 vídeos”, asegura.

Además de la producción de vídeos, Joaquín es muy activo en el ecosistema en América Latina, forma parte de Alianza Blockchain, donde ya han publicado un primer informe el pasado mes de octubre. “Una de las críticas de la primera versión es que Brasil no participa. Pero se está trabajando en una nueva versión, con preguntas más profundas sobre inversión y empleados”, explica el emprendedor. 

De las conclusiones del estudio, Joaquín dice que “ aún falta inversión e innovación, no solo en blockchain, sino que también en otras áreas. Por países, los más activos con la tecnología son Argentina, Brasil, México y Colombi, en ese orden. Y respecto a la principal empresa de blockchain en la región, RSK es la más importante, por todo el trabajo que han venido desarrollando estos años anteriores”, sentencia.