Las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a Venezuela han afectado profundamente la realidad económica venezolana no solo a nivel geopolítico sino a nivel microeconómico. Así lo expresó Benjamín Tripier, socio de la firma Nueva Tecnología de Negocios, C.A y consultor en el Mercosur.

El experto en temas gerenciales aseguró que para 2020, el país profundizará la dolarización que de manera informal tiene años produciéndose. Aseguró que además del dólar, el Petro tendrá un estímulo a nivel de usabilidad.

“Todo parece indicar que en este año 2020 se profundizará el uso de las cuasi-monedas como el dólar, de parte de los privados, y el gobierno fomentará la suya, el Petro, como elemento intermedio entre el bolívar y el dólar” explicó al medio local de noticias Descifrado.

El uso del Petro tuvo un empujón fuerte a finales de 2019 luego de que el gobierno nacional regalara 0.5 Petros al personal jubilado, pensionado y en ejercicio de funciones públicas. La infraestructura bancaria se adaptó a fin de permitir que los usuarios gastaran sus tokens con un mecanismo biométrico ofrecido por el Banco de Venezuela, llegándose a procesar más de 1.2 millones de transacciones en cerca de 2 semanas.

A pesar de la fuerte devaluación de la moneda, el valor del Petro se ha mantenido relativamente estable en las plataformas locales de intercambio de criptomonedas tanto privadas como oficiales, por lo que es posible concluir que los argumentos de Tripier son correctos.

Para Tripier, el proceso de dolarización superó la capacidad de control que tienen los gobernantes. “Estamos en una transición económica que va más rápido que la política” comentó en otra ocasión a la web Contrapunto.com, “Hay señales, aunque débiles, de esa transición económica que ya comenzó”.

Por su parte, el uso del Petro no solo aumentó a nivel de transacciones individuales. En una transmisión conjunta de radio y televisión, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro anunció que había ordenado todas las gestiones necesarias para que el país vendiera Petróleo, hierro y aluminio usando esta controversial criptomoneda como medio de intercambio.