Uno de los mayores retos a los que se enfrenta el floreciente espacio de la moda digital —definido vagamente como los diseñadores y programadores que trabajan para vestir a los avatares virtuales que llegarán a poblar el todavía incipiente metaverso— ha sido el de equilibrar las prioridades tanto de los veteranos de la moda como de los pioneros de la Web3.

Algunas de las plataformas metaversas más populares, como Decentraland y The Sandbox, han ganado un gran protagonismo en los círculos de Web3 debido a que funcionan con una estructura "sin permisos": los activos digitales —como un vestido virtual, por ejemplo— pueden entrar y salir libremente de ellas.

Sin embargo, estas mismas plataformas suelen estar construidas en estilos 3D extremadamente simplistas, lo que limita su utilidad como escaparate de la moda. "La realidad es que muchas marcas no consideran que The Sandbox -o cualquier entorno voxelado- sea propicio para la moda", dijo Richard Hobbs, CEO de la plataforma digital de moda BNV, en una entrevista en vídeo.

AD
The Sandbox
The Sandbox

Hobbs cree que BNV —que, además de crear piezas de moda digital, también sirve de conducto entre las marcas de moda tradicionales y las herramientas de diseño para el metaverso— podría resolver este dilema. En el próximo mes, la empresa tiene previsto lanzar una versión beta de su propia plataforma del metaverso, BNV World, que se adaptará específicamente para mostrar piezas de moda digitales complejas e intrincadas para los ciudadanos del metaverso.

BNV World permitirá a los visitantes exhibir piezas de moda de un sinfín de diseñadores en un estilo 3D ultrarrealista, y contará con un mercado exclusivo de la plataforma para productos BNV. También habrá espacios y escenarios virtuales diseñados para eventos y lanzamientos de colecciones de moda digital. Ciertas áreas de la plataforma estarán cerradas con tokens, lo que ofrecerá a los poseedores de BNV "diferentes niveles de accesibilidad y de uso".

Hobbs confía en que la creación de un espacio virtual destinado ante todo a atender las demandas visuales de la moda digital permitirá a los creadores "ser mucho más creativos y experimentales con el aspecto de la moda y su interpretación en el metaverso."

Mundos improbables e irreales

BNV World forma parte de una oleada de plataformas metaversas más realistas que se lanzarán en los próximos meses; el metaverso Otherside, de Bored Ape Yacht Club[/link], utiliza el motor M2 de Improbable, que permite una mayor fidelidad gráfica. Hobbs, por su parte, está entusiasmado con las posibilidades que ofrece Unreal Engine, la herramienta de software de gráficos realistas del creador de Fornite, Epic Games.

"Esas experiencias, esos metaversos, que se están construyendo o que se sueña con construir usando Unreal, son los que creo que van a tener más tracción con las marcas de moda", dijo. "Se puede utilizar el poder de Unreal para mostrar la física de los materiales de una manera diferente. [Antes], no había movimiento en los materiales, estaban literalmente amañados al avatar, y eso era todo".

AD

Las marcas de moda de lujo han empezado a experimentar con presencias en el metaverso, aunque los frutos de esos esfuerzos aún no se han materializado realmente.

En febrero, Gucci compró una cantidad no revelada de terreno virtual en The Sandbox, sobre el que construirá espacios temáticos y venderá artículos de moda digitales. La casa francesa de moda de ultralujo Balmain está desarrollando actualmente un ecosistema metaverso diseñado para atraer a su exclusiva clientela con experiencias de inmersión por niveles. Balmain aún no ha revelado qué plataforma metaversa tiene previsto construir.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.