Texas es el estado más reciente que busca tomar medidas contra la plataforma de préstamos de criptomonedas BlockFi, según un aviso publicado hoy por la Junta de Valores del Estado de Texas.

Los reguladores estatales han presentado una solicitud de cese y desistimiento contra BlockFi y dos de sus filiales, BlockFi Lending y BlockFi Trading, por una supuesta venta de valores no registrados.

Se trata de un producto de inversión llamado BlockFi Interest Account, que promete altos rendimientos a cambio de criptomonedas bancarizadas, como Bitcoin.

Nueva Jersey fue el primer estado en perseguir a BlockFi por sus presuntas operaciones con valores no registrados, presentando un cese y desistimiento a principios de esta semana. Ayer mismo, los reguladores de Alabama enviaron a la empresa una notificación de causa—básicamente una amenaza, pidiendo a BlockFi que se defendiera de un posible cese y desistimiento.

En un tuit ayer, la empresa escribió que "la cuenta de intereses BlockFi no es un valor".

Un juez de la Oficina Estatal de Audiencias Administrativas (SOAH) decidirá en octubre si BlockFi puede seguir operando en Texas.