Jay Clayton, cabeza de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos SEC, presentó hoy su carta de renuncia al presidente Donald Trump.

Después de tres años y medio en el cargo, hoy es su último día en la oficina. Y ciertamente salió con una explosión. Bajo el mandato de Jay Clayton, la SEC persiguió varios proyectos de criptomonedas de alto perfil que, según alegó una y otra vez, eran ofertas de valores no registrados.

La Comisión de Valores y Bolsa bajo la gestión de Jay Clayton ayer montó su mayor ofensiva hasta la fecha cuando presentó una demanda contra Ripple Labs, la compañía detrás de XRP, que alega ha recaudado 1,3 mil millones de dólares en ventas de valores no registrados desde 2013 por concepto de operaciones con XRP.

El precio de XRP se derrumbó después de la demanda.

La SEC Anti-Cripto de Jay Clayton

Entre otros grandes proyectos cripto que han provocado la furia de la SEC de Jay Clayton están Block.One, con su ICO de 4.000 millones de dólares para la cadena de bloques EOS, y Telegram, que la primavera pasada tuvo que devolver 1.700 millones de dólares de dinero de los inversores después de que un prolongado caso con la SEC causara el colapso de su proyecto de criptomoneda.

Los valores, la clase de activos que la SEC regula, se refieren a los contratos de inversión. La SEC de la era de Jay Clayton ha pasado gran parte de los últimos tres años averiguando si las criptomonedas constituyen contratos de inversión.

Si el creador de una moneda la comercializa como una inversión -que los inversores no compraran monedas para utilizarlas dentro de su red, sino que apostaran por el valor futuro del token- y no registra las ventas de la moneda en la SEC, entonces la agencia perseguirá los proyectos y presentará una demanda.

Jay Clayton determinó en junio de 2018 que Bitcoin no constituía un valor bajo la ley de los Estados Unidos. Ha mantenido esta posición durante su estancia en la SEC. Clayton reiteró su posición el mes pasado. "Determinamos que Bitcoin no era un valor, era mucho más un mecanismo de pago y un valor almacenado", dijo al programa Squawk Box de la CNBC.

En su carta de dimisión, Clayton agradeció a los 4.500 empleados de la SEC que ha dirigido desde 2017 por "su servicio a los inversores, a nuestros mercados y a nuestro país". Clayton había planeado inicialmente renunciar en junio de 2021. Anunció el mes pasado que se iría a finales de este año. Buena suerte, Clayton.