Tips

  • Sam Bankman-Fried se convirtió en el nuevo héroe de DeFi cuando asumió el papel de chef temporal de SushiSwap.
  • El miércoles, supervisó la exitosa migración de casi mil millones de dólares en fondos de Uniswap al nuevo intercambio, y devolvió su control a la comunidad.
  • El futuro a largo plazo de SushiSwap es todavía incierto, y la saga podría marcar un cambio de dirección para el futuro de las DeFi.

Lo llaman "minería vampírica", el drenaje de los fondos de una plataforma en un esfuerzo por desviar su liquidez a otra fuente. En un drama que nos ha mantenido al borde de nuestros asientos incluso para los estándares del mundo cripto, la bolsa descentralizada de criptomonedas Uniswap se convirtió en víctima de ello esta semana. El intercambio vio cómo casi mil millones de dólares de fondos migraban a su nuevo clon rival SushiSwap, y una nueva era, en los intercambios dirigidos por la comunidad, nació.

Esta peligrosa empresa, posiblemente la primera adquisición hostil en el espacio financiero descentralizado, casi no ocurrió, y lo más sorprendente es que tuvo un final feliz. Los acontecimientos de la semana pasada también han catapultado a un hombre, en particular, al primer plano.

Sam Bankman-Fried, de 28 años, es el jefe de la empresa de trading cuantitativo Alameda Research y de la plataforma de comercio de derivados centralizados FTX. Se ha convertido en el salvador de SushiSwap; el héroe superestrella que salvó el día, conduciendo con seguridad los fondos de los usuarios desde Uniswap al nuevo intercambio, para posteriormente devolveer el control del proyecto a su comunidad.

Al hacerlo, puede haber cambiado irremediablemente la dirección de la industria de las DeFi de 8.000 millones de dólares para siempre.

En una llamada desde su oficina en Hong Kong (donde, a menudo, duerme), le dijo a Decrypt por qué la saga de SushiSwap está lejos de terminar.

La saga de SushiSwap

Para recapitular:

El proyecto SushiSwap fue creado hace cerca de dos semanas, por un equipo anónimo, como una "evolución de Uniswap", dijo Bankman-Fried. Ellos bifurcaron, o copiaron el código de Uniswap, pero añadieron "características orientadas a la comunidad", más notablemente una moneda, SUSHI, para recompensar a los proveedores de liquidez (LPs,) y alejarlos de Uniswap.

SushiSwap alentó a los LP a depositar sus tokens de Uniswap, que representan sus depósitos en el DEX, a cambio de SUSHI. El plan era entonces canjear los tokens de los LP de Uniswap por el activo subyacente para que la liquidez de Uniswap se convirtiera en liquidez de SushiSwap.

Funcionó: En los días previos a la migración de SushiSwap, más de la mitad de todos los tokens de los LP de Uniswap fueron depositados en el programa de pre-migración de SushiSwap.

Pero antes de que el diabólico plan de los advenedizos para recuperar su propia liquidez mediante el drenaje de Uniswap se llevara a cabo, el proyecto se hundió.

El cerebro de SushiSwap, el Chef Nomi, perdió los nervios y canjeó sus monedas, que valían unos 14 millones de dólares. Sus acciones fueron interpretadas por muchos como una estafa de salida. El movimiento sorprendió a la comunidad, dejando el proyecto en desorden, y el precio de SUSHI en el suelo.

El beso del Chef

En medio del furor causado por su cobro, el Chef Nomi hizo un movimiento sorpresa: transfirió el control del proyecto a Bankman-Fried, que había sido su archicrítico.

"Estaba jodidamente abatido. Quiero decir, estaba dormido y alguien gritó que había sucedido. Y fue totalmente surrealista", dijo Bankman Fried.

Se había involucrado con SushiSwap a través de su soporte en FTX, a través de la ejecución de algunas operaciones inteligentes que atrajeron la admiración de la comunidad y haciendo algunos puntos destacados sobre el proyecto en Twitter.

"Eso no es generalmente motivo para estar dirigiendo un proyecto", dijo, irónicamente. "No suele venir de Twitter".

Entra el altruista

Pero Bankman-Fried se abrochó el cinturón para la tarea gigantesca, porque nadie más estaba calificado para hacer el trabajo;

"Rápidamente se hizo evidente que SUSHI se estaba muriendo, si nadie hacía nada", dijo. El proyecto necesitaba a alguien de confianza, con la experiencia técnica necesaria para superar la migración; alguien que conociera el SushiSwap y su contexto, y alguien dispuesto a asumir un desafío.

"Eso no describe a tanta gente. Y una cosa por la que soy notorio es por tomar un nuevo proyecto al azar, algo considerable. Así que creo que dado todo eso, mirando hacia atrás, parece que yo era la persona natural para entregar el proyecto", dijo.

Sólo otro estudiante normal de Stanford

Bankman-Fried no es un defensor acérrimo de la descentralización. Empezó su carrera en las finanzas tradicionales. Sus padres eran profesores de derecho en la Universidad de Stanford; nació y se crió en el Área de la Bahía de San Francisco y se aventuró al este para estudiar física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts —el famoso MIT— pero pronto llegó a la conclusión de que el mundo académico no era para él. En su lugar, se unió a una empresa de comercio cuantitativo, Jane Street Capital, donde se encontró por primera vez con las criptomonedas.

El nuevo chef de SushiSwap en su hora de sueño. Imagen: Sam Bankman-Fried

Insiste en que fue su deseo de "altruismo efectivo" —acumular riqueza para tener un impacto positivo en el mundo— lo que lo llevó a las finanzas como una carrera. Como vegetariano apasionado, Bankman-Fried quiere hacer riqueza que funcione para ayudar, y construir una carrera que le permita hacer una verdadera diferencia, dijo.

Con eso en mente, en 2017, se fue a fundar Alameda, con su propio dinero y fondos prestados por familiares y amigos y reclutó a antiguos compañeros de clase del MIT y contemporáneos de Wall Street. Alameda es una empresa de comercio cuantitativo y proveedor de liquidez, que utiliza el análisis cuantitativo para gestionar más de 100 millones de dólares en activos digitales, y opera en todos los principales mercados e intercambios.

La Alameda del Este

La startup se llama así por el condado de California, donde Bankman-Fried vivía en ese momento. Pero, poco después del lanzamiento, trasladó las oficinas de Alameda a Hong Kong, para estar más cerca de la acción en Asia.

Los primeros días fueron una empinada curva de aprendizaje para el fundador de Alameda. Pero el trading de criptomonedas en sí mismo era fácil, dijo, en comparación con los requisitos reglamentarios que necesitaba aprender a manejar las transferencias electrónicas, las regulaciones bancarias, el cumplimiento, los límites de intercambio, y las otras diminutas dificultades operativas que acosan al comercio criptográfico.

"Hay un montón de cosas que se deben hacer en relación al arbitraje rentable o el comercio cuántico de criptomonedas antes de llegar a preguntar qué es un Bitcoin", dijo.

Pero fue un momento mágico en el que todo se unió, y Alameda se estableció rápidamente como algo distinto de la operación promedio, anónima, de comercio de criptomonedas, según Bloomberg. Alameda se centra en el arbitraje y otras estrategias, tiene más de 20 empleados, y maneja alrededor de mil millones de dólares en operaciones diarias, según su sitio web.

Sobre la base de este éxito, habiendo construido una saludable red de clientes y conexiones tanto en el ámbito de las criptomonedas como en el de las finanzas, Bankman-Fried lanzó FTX, en la primavera de 2019, y sus empresas se han convertido en engranajes centrales en el emergente panorama del DeFi.

Pero SushiSwap es el que promete hacerse un nombre.

El vampiro muerde dos veces

Habiendo tenido el proyecto esencialmente volcado en él, aceptó el desafío.

Bankman-Fried inició otro ataque de minería vampírica para migrar los fondos de los usuarios de Uniswap a Sushiswap.

Tomó seis horas y se completó el miércoles, con Bankman-Fried twiteando durante toda la operación. Fue aclamado como un héroe. Pero es un twittero tan prolífico que también fue acusado de tener un equipo de redactores encadenado a Twitter.

La última parte de su trabajo era entregar el control de SushiSwap a la comunidad, e invitarlos a elegir nueve respetados usuarios "multisig" que pudieran aprobar los cambios y gastos como grupo (incluido él mismo).

(Matthew Aaron de Decrypt, anotó todos los detalles cuando recibió a Bankman-Fried el jueves. )

El nuevo DEX está ahora en vivo y razonablemente activo. Y Bankman-Fried está emocionado de que 0xMaki (también conocido como Maki), el pseudo-anónimo ingeniero que ayudó a lanzar SushiSwap junto con el Jefe Nomi, se haya ofrecido a poner el proyecto de nuevo en marcha.

El futuro de SushiSwap

Los planes para el proyecto ahora auditado incluyen una interfaz de usuario más fluida, la integración con otros protocolos de DeFi, como RenBTC, y otras características que lo distinguen de UniSwap. Incluso podría lanzarse en cadenas de bloques distintas a Ethereum en el futuro.

Pero hay desafíos por delante.

"Está la cuestión de si sigue creciendo, si se encoge, si se transforma en algo aún más grande, o si se especializa en lo que está haciendo ahora", dijo Bankman-Fried. Admitió que también le preocupa que el daño de reputación de la joven DEX engendrado por las acciones de su fundador sea duradero.

"Dada su extraña narrativa, que se estrelló casi al final y luego volvió a subir un poco, todavía no está totalmente claro qué arco va a ganar en la narrativa pública a su alrededor", dijo.

Luego están los teóricos de la conspiración que creen que el Chef Nomi es el mismo Bankman-Fried. Él también niega esa acusación.

"No sé quién es Nomi", dijo. "No soy yo y mi mejor suposición es que probablemente no sea ninguna de las personas de las que se rumorea."

La Capitulación del Chef Nomi

No mucho después de nuestra entrevista, el viernes, la saga de SushiSwap dio otro giro inesperado cuando el Chef Nomi se arrepintió y devolvió los 14 millones de dólares con los que se había fugado.

Expresó su interés en ser parte del futuro de SushiSwap, aunque sin control de gobierno.

"Estoy muy contento de que Nomi haya devuelto los fondos", dijo Bankman-Fried, en un mensaje a Decrypt. "No olvidaremos lo que hizo, pero tampoco olvidaremos que al final, tomó la decisión correcta".

Por qué importa SushiSwap

En total, el caso de SushiSwap ha generado una controversia considerable, sobre los proyectos clonados, el control centralizado frente al descentralizado, y los incentivos competitivos que ofrece la agricultura de rendimiento -el arte de utilizar el capital para obtener un rendimiento de los fondos, y una de las principales razones por las que el DeFi se ha hecho tan popular.

En contraste con un grupo de desarrolladores anónimos y no probados, se necesitó un par de manos seguras, con experiencia en finanzas tradicionales e intercambios centralizados -las mismas entidades que los DEX tratan de reemplazar- para que el SushiSwap alcanzara su objetivo. Eso será un legado duradero y hace que el proyecto sea único.

Si SushiSwap tiene éxito, puede incluso dar crédito al argumento de que una medida de control centralizado, al menos durante un tiempo, vale la pena para desarrollar y lanzar con éxito nuevas e innovadoras plataformas de DeFi.

"SushiSwap es un experimento económico fascinante", dijo a Decrypt Matthew Graham, CEO de Sino Global Capital. Conoce bien a Bankman-Fried y ha aceptado ser uno de los titulares de SushiSwap.

"Dado que el mundo cripto tiene tantas tribus diferentes, es difícil pensar en alguien más que hubiera tenido las relaciones, el poder blando y las habilidades técnicas necesarias para lograr un aterrizaje seguro de SushiSwap". Después de la migración y el multi-sig, ahora depende de Maki y la comunidad de Sushi, que se le ha dado una segunda oportunidad. No podemos esperar a ver qué pasa", dijo.

Bankman-Fried puede ser un relativo novato en el mundo del DeFi, pero no es un extraño, con FTX listando unos 35 tokens de DeFi, conoce bien el espacio.

Y está interesado en profundizar, con el Proyecto Serum, una muy anticipada colaboración DEX, sin custodia, entre FTX y Solana, una plataforma de cadena de bloques caracterizada por bajos costos de transacción, una velocidad de procesamiento ultra rápida, e interoperabilidad con otras plataformas, incluyendo Ethereum.

Esto le da a Serum una clara ventaja sobre otros DEX, como Balancer y Uniswap, y posiciona a Solana como un potencial retador de Ethereum como el estándar de cadena de bloqueo para DeFi.

Sin dudas, el minero vampiro vegetariano puede tener más sorpresas bajo la manga altruista