El lanzamiento de Facebook de una nueva aplicación para citas ha sido pospuesto. Sólo dos días antes del día de San Valentín, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) informó a Facebook que no había informado al organismo regulador con suficiente antelación sobre este inminente lanzamiento.

Según una portavoz de la comisionada de protección de datos Helen Dixon, Facebook sólo notificó el lanzamiento al organismo regulador el 3 de febrero.

"Estábamos muy preocupados porque era la primera vez que oíamos hablar de esta nueva característica por parte de Facebook Irlanda", explicó el portavoz. "Nuestras preocupaciones se vieron agravadas por el hecho de que el 3 de febrero no se nos proporcionó ninguna información o documentación en relación con la Evaluación del Impacto de la Protección de Datos o los procesos de toma de decisiones que fueron emprendidos por Facebook Irlanda".

El DPC sostiene que Facebook no proporcionó evaluaciones de riesgo de privacidad cuando informó a la agencia de su lanzamiento, lo que no le dejó otra opción que llevar a cabo medidas impositivas.

"Con el fin de agilizar la obtención de la documentación pertinente, oficiales autorizados del DPC realizaron una inspección en las oficinas de Facebook Irlanda en Dublín el lunes pasado, 10 de febrero, y recogieron la documentación", dijo el portavoz del DPC.

Sin embargo, la versión de Facebook de los eventos pinta un cuadro diferente.

"Hemos trabajado cuidadosamente para crear fuertes salvaguardas de privacidad y hemos compartido esta información con el CPD [irlandés] antes del despliegue europeo", dijo un portavoz de Facebook.

En cualquier caso, la documentación está ahora bajo revisión por el DPC, y el servicio de citas de Facebook probablemente seguirá adelante, pero no a tiempo para el día de San Valentín.

Facebook no es ajeno a los problemas de privacidad. El gigante de las redes sociales fue condenado a pagar una multa de 5 mil millones de dólares, tras ser declarado responsable de compartir los datos de 87 millones de usuarios con la antigua empresa de consultoría política Cambridge Analytica.

Testificando ante el Senado en 2018, el CEO de Facebook, Mark Zuckerburg, prometió concentrarse fuertemente en la protección de los datos de los usuarios en el futuro. Pero esta última debacle parece demostrar lo contrario.