En Resumen

-Un juez federal podría desestimar la mayoría de las peticiones en una demanda de artistas contra empresas de IA debido a la falta de pruebas de infracción de derechos de autor. -Los demandantes acusan a empresas de IA de usar sus obras de arte sin permiso, pero el juez cuestiona la similitud sustancial de las imágenes generadas por IA. -El debate sobre los derechos de autor de obras generadas por IA continúa, y las respuestas podrían influir en los incentivos y recompensas en el campo de la IA.

Un juez federal parece dispuesto a desestimar la mayoría de las peticiones en una demandada de alto perfil presentada por artistas contra empresas de IA. El caso ha puesto en primer plano cuestiones espinosas sobre los derechos de autor a medida que la IA generativa entra en el ámbito público.

En una audiencia a principios de esta semana, el juez de distrito de EE. UU. William Orrick dijo que los artistas demandantes deberían diferenciar mejor sus acusaciones contra las empresas de arte de inteligencia artificial Stability AI, MidJourney y DeviantArt. La noticia fue informada por primera vez por Reuters.

La demanda colectiva propuesta alega que Stability "raspó" miles de millones de imágenes de la web para entrenar su sistema de IA de texto a imagen Stable Diffusion, lo que podría infringir los derechos de autor. La demanda alega que las imágenes generadas por Stable Diffusion son obras derivadas de las imágenes con derechos de autor, lo que constituye una infracción de los derechos exclusivos de los propietarios de esas imágenes.

AD

Sin embargo, Orrick señaló que sigue siendo "implausible" que las obras específicas de los demandantes estén implicadas, dada la escala de los datos de entrenamiento involucrados.

Artistas vs IA

Para entender la demanda en términos simples: los demandantes dicen que las empresas de IA entrenaron sus modelos utilizando sus obras de arte como entrada sin su permiso, por lo que las salidas proporcionadas por MidJourney, Stable Diffusion, Dall-e y otros generadores de imágenes de IA están, al menos parcialmente, plagiando su contenido.

Por otro lado, los demandados han argumentado que los modelos de IA recopilan imágenes de la web para catalogarlas, pero no las copian, de la misma manera que una persona tiene que mirar un conjunto de imágenes de Pablo Picasso para identificar qué hace que un Picasso sea distintivo. De esta manera, los estilos no pueden tener derechos de autor.

Las salidas de IA no son copias de obras de arte originales y los datos estaban disponibles públicamente para ser vistos, ya sea por personas o computadoras.

AD

En cuanto a la cuestión de si las imágenes generadas por IA podrían constituir obras derivadas que infringen las creaciones originales de los demandantes, Orrick expresó escepticismo. "No creo que la afirmación sobre las imágenes de salida sea plausible en este momento, porque no hay una similitud sustancial", dijo.

Sin embargo, el ilustrador Sarah Andersen afirmó que Stability AI infringió directamente los derechos de autor que ella posee sobre varias obras, lo cual parece probable que avance, indicó el juez. Esto no afectaría la salida o el uso de la IA, sino que parece abordar el uso del trabajo de otro artista con fines comerciales.

¿Quién posee los derechos de autor? Una pregunta antigua pero complicada

El debate sobre los derechos de autor de las obras generadas por IA no es nuevo. Sin embargo, la opinión actual expresada por el juez Orrick parece indicar que las obras de IA son diferentes de los datos utilizados para entrenar los modelos, lo que no otorgaría derechos a los demandantes.

Esta visión coincide con las conclusiones de académicos legales en décadas pasadas, cuando la IA era menos avanzada. En medio del surgimiento de obras generadas por computadora en los años 80 y 90, los expertos consideraron que asignar los derechos de autor al usuario del sistema de IA era el enfoque más prudente. Esto recompensaba a aquellos que llevaban innovaciones al mercado, evitando recompensar en exceso a los programadores.

Por ejemplo, en 1985, la profesora Pamela Samuelson, de la Facultad de Derecho de Berkeley y la Escuela de Información de UC Berkeley, argumentó que "asignar los derechos de autor en la salida generada por computadora al usuario del programa generador es la solución más sólida al dilema". En contraste, Victor Palace, llegó a la conclusión de que todas las obras de arte de IA deberían ingresar al dominio público, "La asignación de la propiedad de los derechos de autor a la inteligencia artificial llevaría a un estatus no humano, lo que generaría una incertidumbre innecesaria en el sistema legal", escribió en un artículo para la Florida Law Review.

Pero los avances ultrarrápidos de hoy en día en IA han renovado el debate sobre el tema. Los científicos ya no pueden descartar sistemas como ChatGPT y Stable Diffusion como meros instrumentos inertes "animados por elementos del genio creativo humano", como lo hizo una comisión del Congreso hace décadas. Estas herramientas ahora muestran una autonomía creciente en la generación de prosa escrita, imágenes, música y más.

AD

Entonces, ¿quién es dueño de la producción: la IA, los programadores o los artistas cuyo trabajo entrenó a los modelos?, ¿Y las creaciones de IA podrían infringir dicho material de entrenamiento, constituyendo potencialmente una infracción de derechos de autor? Varios casos legales pendientes buscan proporcionar claridad legal. El uso de obras con derechos de autor para entrenar a la IA podría constituir una infracción de derechos de autor, pero las defensas de uso legítimo podrían aplicarse potencialmente.

Las respuestas tienen mucho en juego, dando forma a los incentivos y recompensas en la IA a medida que se infiltra en sectores desde la educación hasta el entretenimiento.

Por ahora, la visión escéptica de Orrick sobre los problemas de derechos de autor envían una señal preliminar sobre cómo los tribunales pueden tratar estas espinosas demandas de IA. Pero como en cualquier buen drama legal, espera algunos giros argumentales antes de que aparezcan los créditos finales.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.