El viernes, Flare Networks anunció un airdrop de tokens de Spark (FLR) a los poseedores de Litecoin antes del lanzamiento de su mainnet a finales de este año.

En un tweet posterior, la compañía también anunció que ha reducido los cinco mil millones de tokens inicialmente asignados al equipo de desarrollo con el objetivo de destinarlos al airdrop para los poseedores de Litecoin (LTC).

Flare Networks planea integrarse con Litecoin para llevar los servicios de finanzas descentralizadas (DeFi) a la moneda, permitiendo que LTC "se utilice sin confianza en Flare con contratos inteligentes al estilo de Ethereum" y prometiendo "interoperabilidad y componibilidad" para ello.

Actualmente la quinta mayor criptodivisa por capitalización de mercado, Litecoin se une a la cuarta mayor, XRP, en Flare. Ambas monedas han aumentado durante la última semana, con LTC aumentando en más de un 28%, mientras que XRP ha subido a casi un 40% a pesar de una reciente demanda presentada contra Ripple por la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos.

Esta tampoco sería el primer gran airdrop de Flare. En diciembre, Flare tomó una instantánea de XRP para un airdrop de 45.827.728.412 tokens Spark, que se emitirán a los poseedores de XRP en la primera mitad de 2021.

En una entrada de blog, Hugo Philion, CEO y cofundador de Flare Networks, dijo que la relación entre los poseedores de XRP y FLR es lo suficientemente cercana a 1:1. Por cada XRP que un participante elegible poseía, Flare le dará 1.0073 tokens de Spark.

Aunque Coinbase, Bittrex y muchas otras plataformas de intercambio de criptomonedas suspendieron el comercio de XRP, Flare aseguró a los titulares de XRP que aún podrán recibir tokens FLR.

Flare prometió más detalles sobre el airdrop para titulares de Litecoin la próxima semana. Sin embargo, no hay garantía de que estos tokens valgan algo cuando Flare finalmente se lance.