En Resumen

  • Los volúmenes de exportación de sake del Japón siguen creciendo.
  • EY Japón quiere usar un sistema de cadena de bloques para luchar contra las falsificaciones fuera del país.
  • El sistema presentará a los clientes datos completos de cada botella.

EY Japón, una rama de la empresa consultora global EY (antes Ernst & Young) con sede en el Reino Unido, ha anunciado que está trabajando en un sistema de tecnología blockchain que ayudará a los productores de sake a luchar contra los productos falsificados.

Según un informe de la Nikkei Asian Review, la "SAKE Blockchain" está siendo desarrollada por el brazo japonés de EY y será lanzada en toda Asia, incluyendo Hong Kong y Singapur. Naturalmente, la propagación del coronavirus también afectó a la iniciativa, ya que la empresa dijo que esperará hasta que "se haya restablecido un entorno comercial estable" antes de su lanzamiento completo.

La blockchain que busca salvar a la industria del sake Image: Shutterstock.

La cadena de bloques permitirá a los negocios almacenar una cornucopia de datos sobre botellas de sake, todo accesible con sólo escanear un código QR. La información incluirá una lista de ingredientes, dónde se elaboró el sake, detalles de control de calidad y de la cadena de distribución, incluyendo la temperatura. Los registros de la cadena de bloques contendrán incluso algunos consejos sobre qué alimentos van bien con cualquier sake determinado.

Según el informe, el valor de las exportaciones de sake japonés aumentó un 5,3% en 2019 y alcanzó los 23.400 millones de yenes (223 millones de dólares), aunque la mayoría de los productores de sake son pequeñas o medianas empresas. Por lo tanto, no tienen realmente los recursos necesarios para rastrear los productos después de su envío. El sistema basado en tecnología blockchain podría proporcionar a las destilerías una gran cantidad de datos útiles y, lo que es más importante, baratos, que pueden ayudar en la planificación y la comercialización.

Sin embargo, no basta con saber dónde se están vendiendo sus productos, otro gran problema es verificar que esos son realmente sus productos que se venden bajo la marca. A medida que la popularidad de la cocina japonesa aumenta fuera del país, también lo hace el número de productos falsos.

"Ser capaz de contar la historia de la producción y el origen [del sake] ayudará a diferenciarlo de los productos falsos", dijo Hideaki Kajiura, socio de EY Advisory & Consulting.

Según se informa, el sake falsificado se puede encontrar en todo el mundo, incluyendo China y Europa. Y a veces es incluso más caro que el verdadero.

"Los productos falsificados están disponibles tanto para el sake regular de alta gama como para el barato. Si se mira de cerca el diseño de las botellas, están elaboradas. [...] No podemos descubrir productos falsos sin que los clientes se informen. Reconocemos sólo se reportan unos pocos casos al año, pero [hay] muchos más. La mayoría de las veces, no hay forma de tomar contramedidas", dijo un portavoz de HAKUTSURU SAKE Brewing, el mayor exportador de sake de Japón.

Incluso si el sake es genuino, todavía existe el problema del almacenamiento y la distribución. Las condiciones inadecuadas pueden perjudicar la bebida ya que la gente de fuera de Japón puede no estar muy familiarizada con la bebida.

"Se dice que la mejor temperatura para mantener el sake en buenas condiciones es de 5 grados. Pero cuando el sake se distribuye en países extranjeros, la mayoría de los transportistas, restaurantes y minoristas no saben cómo manejar el producto, como manejar su temperatura, debido a la falta de información", añadió Kajiura de EY.

En el futuro, EY Japón planea expandir su sistema de cadenas de bloques a la industria frutícola del país también. Las fresas, uvas y semillas de melón de marca local son populares fuera de Japón, pero, sorprendentemente, también sufren del mercado de las falsificaciones - el problema de la cadena de bloques podría ayudar a resolverlo.

Con una avalancha de remedios falsos contra el coronavirus inundando sus estantes virtuales, Amazon podría tomar un par de notas sobre el tema.