Ojos láser, una selva centroamericana y volcanes. Estamos hablando de la guarida secreta de un villano de peliculas de acción?

No. Es sólo Bitcoin.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, poco después de la aprobación de un proyecto de ley para que el Bitcoin sea de curso legal en el país, dijo hoy que ha ordenado al presidente de la empresa estatal de electricidad LaGeo que "ofrezca instalaciones para la minería de Bitcoin con energía muy barata, 100% limpia, 100% renovable y sin emisiones de nuestros volcanes."

AD

La "Ley Bitcoin" de El Salvador fue propuesta por Bukele la semana pasada y rápidamente convertida en ley tras su presentación en la Asamblea Legislativa, que el partido de Bukele controla con una mayoría de dos tercios.

La ley reconoce a Bitcoin como moneda de curso legal y obliga a los comercios a aceptar BTC como pago, a menos que se encuentren en zonas rurales sin acceso a Internet. Además, exime el comercio de Bitcoin de los impuestos sobre las ganancias de capital.

En resumen, El Salvador acaba de convertirse en el nuevo lugar favorito de los Bitcoiners.

Si pueden ignorar la inclinación de Bukele por el autoritarismo, claro. Como detalló Human Rights Watch en mayo, el presidente y sus aliados han destituido por completo a todos los miembros de la Sala Constitucional, aparentemente independiente, que forma parte de la Corte Suprema, así como al fiscal general.

AD

¡Tal vez puedan arrojarlos a un volcán y utilizar la energía para crear más Bitcoin!

Hablando de eso, El Salvador tiene más de 20 volcanes, varios de los cuales están activos. LaGeo utiliza los volcanes para aprovechar la energía geotérmica.

En realidad no es un concepto nuevo. La empresa Genesis Mining, en Islandia, aprovecha el calor subterráneo para producir electricidad sin emisiones de carbono, por ejemplo. Este es un argumento de venta, ya que los costes medioambientales de Bitcoin han sido objeto de críticas por parte de empresas (por ejemplo, Tesla) y gobiernos que deben evaluar si la promesa de una moneda sin Estado merece el gasto de energía.

Sin embargo, El Salvador ya importa el 25% de su electricidad, según la Corporación Financiera Internacional, lo que lo convierte en el mayor comprador de la región. Además, según la CFI, "casi la mitad de las empresas salvadoreñas afirman que el alto coste de la electricidad es uno de los mayores obstáculos para el crecimiento porque aumenta los precios de los productos y servicios."

Las instrucciones de Bukele ciertamente añadirán tensión a la red eléctrica y podrían incluso requerir que El Salvador importe más electricidad, incluso si la energía producida por las propias instalaciones de minería de Bitcoin es limpia. En otras palabras, no es necesariamente una victoria fácil.

No obstante, el presidente de LaGeo, Mynor Gil, respondió: "Estamos listos, señor presidente".
Que vendrá despues? Los robots asesinos de Ethereum.?

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.