La oficina de la Fiscalía de Manhattan anunció hoy la presentación de cargos criminales contra el controvertido presidente venezolano Nicolás Maduro, así como contra funcionarios actuales y anteriores de su gobierno, entre ellos Joselit Ramírez Camacho, jefe de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip)

Los Estados Unidos, que durante mucho tiempo han sido críticos con el régimen de Maduro, alegaron que Maduro y otros funcionarios han conspirado durante más de 20 años con el grupo guerrillero izquierdista colombiano FARC "para inundar los Estados Unidos con cocaína con el fin de socavar la salud y el bienestar de nuestra nación".

Las acusaciones fueron desveladas por el Fiscal General de los Estados Unidos William Barr, junto con el Fiscal del Distrito Sur de Nueva York, el Fiscal General Adjunto de la División Penal del Departamento de Justicia, el administrador en funciones de la Dirección de Lucha contra las Drogas de los Estados Unidos y el director ejecutivo adjunto en funciones de la Dirección de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos para las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI).

La primera acusación contra Maduro incluye cargos de narcoterrorismo, tráfico de drogas y armas. La segunda acusación alega que Joselit Ramirez Camacho y el Ministro de Energía Tareck el Aissami, así como el "facilitador financiero" venezolano Samark López Bello violaron la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, la Ley de Designación de Líderes Extranjeros de Narcóticos, y conspiraron para defraudar al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

"El régimen venezolano, una vez liderado por Nicolás Maduro Moros, sigue plagado de criminalidad y corrupción. Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango supuestamente conspiraron con las FARC, causando que toneladas de cocaína entraran y devastaran las comunidades estadounidenses", dijo Barr en un comunicado de prensa, al tiempo que señaló que los EE.UU. no reconocen oficialmente a Maduro como presidente de Venezuela. "Estados Unidos no permitirá que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario estadounidense para mover sus ganancias ilícitas desde América del Sur ni para fomentar sus esquemas criminales".

Alysa D. Erichs, director ejecutivo asociado interino de HSI, declaró: "El anuncio de hoy pone de relieve el alcance mundial del Departamento de Seguridad Nacional y su compromiso de identificar, perseguir e investigar agresivamente a las personas que violan las leyes de los Estados Unidos, explotan los sistemas financieros y se esconden detrás de las criptomonedas para fomentar su actividad delictiva ilícita".

La acusación de Ramirez, Superintendente Nacional de Criptomonedas, muestra que los EE.UU. pueden tener evidencia de que la criptomoneda respaldada por el estado venezolano, el Petro —supuestamente un activo digital anclado al petróleo creado para salvar la colapsada economía del país— es una tapadera para la actividad ilícita del gobierno.

Los especuladores han sido escépticos sobre el Petro durante años, y algunos lo describen como una "estafa".

El precio del Petro hoy cayó inesperadamente en casi un 17%, situándose actualmente en menos de 20 dólares por token. A pesar del escepticismo que rodea a la criptomoneda, algunas personas continúan comerciando con ella.

Precio del PTR en BTC al día de hoy.

Los EE.UU. han acusado durante mucho tiempo al Presidente Maduro de liderar un régimen corrupto, algo que ha rechazado sistemáticamente. Washington apoya al líder de la oposición Juan Guaidó, quien el año pasado se autodeclaró presidente interino, y ha estado exigiendo un aumento de las presiones sobre la nación sudamericana con sanciones a la industria petrolera del país.

Los Estados Unidos acusan a Maduro y a sus asociados de conspirar junto con el grupo rebelde colombiano FARC para introducir cocaína de contrabando en los Estados Unidos.

"El régimen venezolano, una vez liderado por Nicolás Maduro Moros, sigue plagado de criminalidad y corrupción. Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango presuntamente conspiraron con las FARC, causando que toneladas de cocaína entraran y devastaran las comunidades estadounidenses", dijo Barr, al tiempo que señaló que los EE.UU. no reconocen oficialmente a Maduro como presidente de Venezuela. "Los Estados Unidos no permitirán que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario estadounidense para mover sus ganancias ilícitas desde América del Sur ni para fomentar sus esquemas criminales".

Alysa D. Erichs, Directora Ejecutiva Adjunta Interina de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, dijo: "El anuncio de hoy pone de relieve el alcance mundial deI Departamento de Seguridad Nacional y su compromiso de identificar, atacar e investigar agresivamente a las personas que violan las leyes de los Estados Unidos, explotan los sistemas financieros y se esconden detrás de las criptomonedas para fomentar su actividad delictiva ilícita".