La aparente estabilización del precio de Bitcoin (BTC) a niveles en torno a los 20.000 dólares en los meses previos al colapso de FTX fue "un último suspiro inducido artificialmente antes del camino a la irrelevancia."

Además, esto "ya era previsible" antes de la caída del FTX, que la semana pasada envió al BTC a un mínimo de dos años por debajo de los 16.000 dólares, según el Banco Central Europeo (BCE).

AD

En una entrada de blog, el director general de Infraestructura de Mercado y Pagos del BCE, Ulrich Bindseil, y el asesor Jürgen Schaff, también sostienen que "el diseño conceptual y las deficiencias tecnológicas del Bitcoin lo hacen cuestionable como medio de pago".

Según Bindseil y Schaff, las transacciones con Bitcoin son "engorrosas, lentas y costosas", lo que, según ellos, explica por qué la mayor criptodivisa del mundo -creada para superar el sistema monetario y financiero existente- "nunca se ha utilizado de forma significativa para transacciones legales en el mundo real."

Bitcoin 'no debe ser legitimado'

Los autores también compararon los ciclos históricos de precios de Bitcoin con las burbujas especulativas, que dependen del flujo de dinero nuevo.

"Bitcoin también se ha beneficiado repetidamente de las oleadas de nuevos inversores. Las manipulaciones por parte de intercambios individuales o proveedores de stablecoin, etc., durante las primeras oleadas están bien documentadas", se lee en el blog.

Bindseil y Schaff añaden que, dado que el Bitcoin no es ni un sistema de pago efectivo ni una forma de inversión, "no debería ser tratado como ninguno de los dos en términos regulatorios y, por tanto, no debería ser legitimado".

AD

"Del mismo modo, la industria financiera debería tener cuidado con el daño a largo plazo de promover las inversiones en Bitcoin, a pesar de los beneficios a corto plazo que podrían obtener (incluso sin estar patrimonialmente involucradas)", se lee en el blog, señalando los riesgos para la reputación de las instituciones financieras.

Cabe destacar que la entrada del blog de hoy se publicó al día siguiente de que Brasil, el séptimo país más poblado del mundo, aprobara una ley que legaliza las criptomonedas como el Bitcoin como medio de pago.

El coautor Bindseil ha publicado anteriormente varios trabajos de investigación sobre los CBDC, un acrónimo de las monedas digitales de los bancos centrales, versiones digitales de la moneda fiduciaria de un Estado.

El propio BCE está desempeñando un papel activo en el desarrollo del euro digital, y su presidenta, Christine Lagarde, ha declarado que un CBDC europeo podría complementar el efectivo tradicional y "ofrecer una alternativa a las monedas digitales privadas" como el Bitcoin.

Según las investigaciones del BCE del año pasado, los CBDC también podrían ayudar a reducir los tipos de interés de los bancos, hacer que las transacciones sean más fluidas y rápidas, y minimizar el uso de efectivo.

Sin embargo, muchos defensores de las criptomonedas sostienen que las CBDC conllevan riesgos importantes, como la eliminación de la privacidad financiera, el aumento de la vigilancia sobre las personas y la posibilidad de bloquear o censurar cualquier transacción.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.