En fechas recientes, se han importado y desplegado en Irkutsk, Rusia,  20.000 máquinas de minería de Bitcoin -supuestamente por un valor de entre 40 y 60 millones de dólares-, según ha revelado hoy a Kommersant Igor Runets, director general del operador de centros de datos BitRiver.

Según Runets, a finales de diciembre se necesitaron 14 camiones para entregar los equipos de minería con una capacidad total de 70 MW. Los mineros fueron enviados a Bratsk, donde se instaló un centro de datos "Tier-3" -lo que significa un "nivel muy alto de seguridad en el uso de los equipos"- en un hangar especial. Todos los mineros procedían de Asia, aunque Runets se negó a revelar más información sobre el fabricante de los aparatos o sus especificaciones técnicas.

Sergey Troshin, director del centro de datos Six-Nines (Suecia), dijo al medio que lo más probable es que el cargamento contuviera modernos ASIC de Bitcoin. Su precio de mercado es de unos 2.000 a 3.000 dólares, por lo que la operación en total podría haber ascendido a entre 40 y 60 millones de dólares. Algunos expertos también señalaron que probablemente se trataba del mayor envío de mineros en la historia de Rusia.

Troshin también conjeturó que el comprador probablemente "tiene un permiso tácito a un alto nivel para minar", ya que la industria minera es actualmente un área algo gris en Rusia. Aunque la minería está excluida en su mayor parte de la ley "Sobre activos financieros digitales" en la actualidad, su situación puede cambiar fácilmente en el futuro.

Los mineros de Bitcoin
Los mineros de Bitcoin. Imagen: Shutterstock

Sin embargo, Filipp Modnov, director general del operador de centros de datos mineros industriales LAZM, explicó a Decrypt que las instalaciones mineras locales funcionan de hecho de tal manera que les permite cumplir con las leyes actuales.

"Somos conscientes de la estructura del modelo de negocio de nuestros colegas, que es similar al nuestro. No implica la recepción de criptodivisas en el territorio de la Federación Rusa, por lo que no se requieren permisos especiales", dijo Modnov a Decrypt, y añadió: "Los clientes/inversores reciben cálculos en el extranjero desde un centro de datos en Rusia (exportación de potencia de cálculo). Del mismo modo, la criptomoneda también aparece en el extranjero".

Añadió que estos centros de datos sólo están "utilizando la infraestructura", ya que los grupos extranjeros envían tareas a los servidores locales y reciben los resultados en el extranjero. De esta manera, los centros de datos locales proporcionan su potencia de cálculo como un simple "servicio", y por lo tanto - al menos por ahora - pueden operar con seguridad en Rusia.

Como Decrypt informó el pasado mes de septiembre, una de las enmiendas más estrictas propuestas a la ley de criptomonedas de Rusia podría hacer ilegal que los mineros reciban recompensas en criptomonedas como Bitcoin o Ethereum.